El despliegue de policías y guardias civiles que Interior envío a Catalunya como refuerzo para afrontar el referéndum independentistas del 1 de octubre toca a su fin.  Después de tres meses y con más de 200 denuncias por las cargas policiales durante el 1-O, el Ministerio de Juan Ignacio Zoido ha dado instrucciones para reducirlo de forma progresiva desde este martes al 30 de diciembre, han informado a Europa Press fuentes policiales.

La orden es que como muy tarde el sábado, día 30, se retiren los dos barcos que siguen atracados en Barcelona para alojar a parte de los agentes movilizados desde diferentes puntos de la geografía española, dando por concluida la operación Copérnico con la que se desplegó un dispositivo sin precedentes y que pasará a ser recordada por el barco decorado con la imagen de Piolín y otros dibujos animados.

El pasado 16 de diciembre partió desde el Puerto de Barcelona el ferry Moby Dada, conocido popularmente como “barco de Piolín”, muy criticado por las condiciones de salubridad en la que convivían policías y guardias civiles. En la actualidad quedan dando servicio el GNV Azzurra y el Rhapsody.

El Ministerio ha gestionado otras crisis por los problemas con la comida —hoy mismo se ha abierto una información reservada por la dispensada en Nochebuena en el ferry Rhapsody—, las dietas y descansos, y también con las protestas ciudadanas que se llevaron a cabo en varios hoteles tras las actuaciones policiales para tratar de evitar la votación del referéndum del 1 de octubre, cumpliendo con el mandato judicial.

“El día 30 ya no quedarán efectivos de los desplazados con motivo de los últimos acontecimientos”, han explicado las citadas fuentes, que destacan que en Catalunya permanecerán los policías y guardias civiles que forman parte de la plantilla fija en esta comunidad autónoma.

El pasado 21 de diciembre se convocaron elecciones autonómicas en Catalunya en aplicación del artículo 155 de la Constitución con el que se cesó en pleno al Govern de Carles Puigdemont. El Gobierno ha declarado secreto de Estado el despliegue policial de refuerzo que, según diversas fuentes policiales, se cifra en entre 4.000 y 6.000 agentes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.