El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha defendido que se aplicará la legislación de Antiviolencia en la final de la Copa del Rey de fútbol que enfrenta este sábado en Madrid al Sevilla FC y al FC Barcelona si se falta el respeto a personas o instituciones. “Hay que respetar a todos aquellos, que además son mayoría, que respetan unos himnos con todo lo que tiene de simbología”, ha asegurado.

Zoido se expresó de esta forma en una entrevista en el diario Marca, al ser preguntado por los pitos de parte de la afición del FC Barcelona tanto al himno como al propio Rey. Felipe VI volverá a presidir el encuentro que este año se celebra en el Wanda Metropolitano, el nuevo estadio del Atlético de Madrid.

“Preocupa y nos ocupa”, sostuvo Zoido al ser cuestionado sobre la presumible pitada al himno. “Sin duda el Gobierno tiene un firme compromiso de erradicar la violencia del mundo del deporte. La libertad de expresión hay que defenderla pero en base a ese principio; también hay que respetar a todos aquellos, que además son mayoría, que respetan unos himnos con todo lo que tiene de simbología”, argumentó.

Zoido se comprometió a actuar con contundencia a este respecto. “No le quepa la menor duda de que desde el momento en el que haya una falta de respeto hacia alguien, ya sean personas o instituciones, eso tendrá una repercusión y el Comité de Disciplina también actuará. Antiviolencia tiene una legislación para aplicarla y la vamos a aplicar”, aseguró.

El ministro apuntó que desde hace tiempo se viene trabajando en el dispositivo de seguridad que superará las 2.500 personas entre servicios de emergencia y seguridad, con “un esfuerzo mayor” porque al día siguiente -el domingo- se celebra la maratón en Madrid y se disputa partido de Liga entre el Atlético y Real Betis.

“Se va a ir marcando todo por sus tiempos y lo mismo que digo que los dispositivos están para desplegarse y no para contarse, también esas medidas se explicarán en su momento para no ir alimentando una discordia que no tiene por qué producirse”, continuó el ministro en referencia a la muestra de pancartas con mensajes políticos o incluso el despliegue de esteladas.

Zoido entiende que puede ser perjudicial que se suspenda el partido de fútbol, como se estudió en Francia, en caso de que se silbe el himno. También recuerda que en la última final en el Vicente Calderón entre el Barcelona y el Sevilla “una parte de la afición” pitó el himno. “También es verdad”, según recuerda al estar presente aquel día en el estadio, “que mucha gente del Barcelona aplaudió el himno”.

Colaboración de los Mossos

Su mensaje a los directivos de ambos clubes es que se mantenga el respeto. “Que la gente disfrute y conviva, que quieran que su equipo gane pero al mismo tiempo con respeto. Que no se enturbie la final de la Copa del Rey. Cuando ambos clubes se inscribieron es porque querían llegar a la final”.

Para garantizar la seguridad, tanto los agentes de la Policía Nacional desplazados desde Sevilla como los Mossos d’Esquadra que hacen lo mismo con los aficionados culés tendrán un papel destacado en dicho dispositivo, al objeto de prevenir algún altercado.

Al ser preguntado por la falta de colaboración de los Mossos d’Esquadra a la que desde Antiviolencia se señala por no mandar informes ni tramitar expedientes, Zoido respondió de forma escueta: “Yo creo que esa zona de sombra va a desparecer y habrá luz”.

“¿Los Mossos están colaborando?”, le volvieron preguntar desde el diario ‘Marca’ al titular del Interior, a lo que añadió: “Los Mossos no tienen más remedio que colaborar en todo el despliegue, no me cabe la menor duda”.

Zoido reconoce que, como sevillista, quiere que gane el equipo andaluz y que él particularmente se siente identificado con el término Biri, “sin ningún apellido” como Biris Norte. “No le veo connotación perjudicial. La pancarta de Biris se siguió sancionando y por eso protestó el Sevilla. Biri Biri marcó una etapa en el Sevilla y fue un mito, una especie de revulsivo. Todo el sevillismo tiene algo de Biri, que nada tiene que ver con los ultras”, sostuvo.

Deja un comentario