La hija del exespía ruso Serguéi Skripal, Yulia Skripal, envenenada junto a su padre por un agente nervioso el pasado día 4 de marzo en Salisbury (Inglaterra), está “mejorando con rapidez y su condición ya no es crítica”, sino “estable”, según ha confirmado una portavoz sanitaria. Tanto es así que, según avanza la BBC, esta tarde ya ha recuperado la consciencia y ha empezado a hablar.

“Está responiendo bien al tratamiento, pero continúa recibiendo atención clínica especial 24 horas al día”, según explican médicos del centro a la cadena británica. Su padre, Serguéi Skripal, sigue en estado crítico pero estable.

El último parte médico de los Skripal llega después de que la Policía británica informara hoy de que el exespía y su hija estuvieron expuestos por primera vez al agente nervioso de fabricación rusa en la puerta de entrada de su casa, donde se halló la mayor concentración del químico.

Downing Street señaló como altamente probable que Rusia estuviera detrás del envenenamiento

El Gobierno británico señaló en su momento que era altamente probable que Rusia fuera responsable del envenenamiento y, como represalia, decidió expulsar a 23 diplomáticos rusos. Una medida a la que se sumaron varios países de la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá.

La Policía británica ha indicado que la pesquisa está centrada en la casa de Skripal en Christie Millier Road (Salisbury), ya que se encontró la mayor concentración del agente nervioso Novichok, de tipo militar, en la manija de la puerta de entrada.

No obstante, bajas concentraciones de esa toxina química también se hallaron en otros lugares de Salisbury, entre ellos en el restaurante italiano donde los Skripal almorzaron el día 4 y en su automóvil.

Dos agentes investigando el envenenamiento de los Skripal Dos agentes investigando el envenenamiento de los Skripal (Ben Stansall / AFP)

250 agentes trabajan en la investigación

Unos 250 agentes de la unidad antiterrorista de Scotland Yard trabajan en la investigación y están dedicados, según los medios, a observar más de 5.000 horas de imágenes tomadas por las cámaras de seguridad que hay en la ciudad.

Las autoridades rusas han insistido en que el Reino Unido aún no ha presentado pruebas de que Rusia haya sido responsable y ha negado cualquier participación en el ataque. Además del Reino Unido, otros países, entre ellos Estados Unidos, también decidieron expulsar a varios funcionarios rusos en represalia por el caso Skripal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.