El protagonista de Yo, robot, Will Smith, ha sorprendido a sus fans colgando un vídeo en su recién estrenado canal de YouTube en el que intenta cortejar a Sophia, una de las humanoides más avanzadas del mundo. El resultado del encuentro, que ha tenido lugar en las Islas Caimán, resulta extraño y algo hilarante para el espectador. A pesar de ello, el clip ha conseguido más de 880.000 reproducciones en tan sólo un día.

Tal como se aprecia en el vídeo, Sophia –creada por Hanson Robotics de Hong Kong y activada en 2015- es capaz de interactuar con personas y reaccionar a sus palabras y emociones en tiempo real a través de inteligencia artificial de primer nivel. No obstante, sus reacciones y sus respuestas aún están a años luz de parecerse a las que daría una persona de carne y huesos.

“Acabo de conocer a la robot Sophia. No le estaba gustando… imagino que por mi historial con los robots”, ha escrito Smith en su Instagram este jueves en clara referencia a su papel protagonista en la superproducción Yo, Robot, dirigida per Alex Proyas, en la que su personaje investigaba un supuesto asesinato a manos de un androide.

En el vídeo Smith y Sophia interactúan durante unos pocos minutos durante los cuales las respuestas de Sophia a menudo tardan en llegar, aunque cuando lo hace sus contestaciones suelen ser bastante ingeniosas. La cita comienza no empieza bien ya que, después de que Will Smith se muestre muy contento de compartir esos momentos con la robot, ésta ni siquiera se inmuta cuando él le ofrece una copa de vino.

A continuación Smith se muestra dispuesto a explicarle un chiste para romper el hielo, a lo que ella responde: “Contar bromas es un comportamiento humano irracional”. Los gustos de Sophia también difieren de las del actor estadounidense, ya que asegura que prefiere la música electrónica por encima del heavy metal o de las canciones que en su día grabara el propio Smith: “He escuchado tus canciones. No son para mí”, le espeta.

Además, la humanoide se muestra contundente a cada intento del actor por conquistarla, por ejemplo, cuando él hace ademán de besarla, ella lo evita diciendo: “Creo que podemos ser amigos. Pasemos un tiempo y conozcámonos mejor durante un tiempo. Ahora estás en mi lista de amigos”, y acto seguido le guiña un ojo.

Tampoco tienen desperdicio las reacciones faciales de la robot durante la conversación, aunque pueden resultar chocantes en algunos momentos. Al final del vídeo, Smith bromea al asegurar que no besó a Sophia porque “aún falta que trabajen ciertas cosas con ella” antes de dar ese paso. Y concluye: “Nos volveremos a encontrar”.

“He escuchado tus canciones. No son para mí”

La robot Sophia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.