El productor de Hollywood Harvey Weinstein y su esposa, Georgina Chapman, han alcanzado un acuerdo de divorcio. Chapman ya había anunciado el pasado octubre su intención de separarse de su marido tras la salida a la luz de numerosas acusaciones de abuso sexual en su contra.

Según recoge el The New York Post, la pareja selló recientemente el acuerdo de divorcio y lo presentará en el juzgado en los próximos días. Ninguna de las partes ha querido confirmar por ahora la información y el diario, que citaba a fuentes conocedoras del caso, no ha dado detalles del contenido del arreglo.

A raíz de una investigación de The New York Times con testimonios de varias víctimas, numerosas mujeres han acusado a Weinstein de acoso y agresiones sexuales durante los últimos meses. Entre ellas figuran conocidas actrices de Hollywood como Salma Hayek, Gwyneth Paltrow o Angelina Jolie.

Weinstein, que está siendo investigado en Nueva York por una presunta violación cometida hace años, ha sido despedido de la compañía de cine independiente que fundó y expulsado de la Academia de Hollywood

Los escándalos que rodean al productor han afectado, también, a su esposa. Chapman es la diseñadora de la firma Marchesa, una de las más reconocidas en Hollywood, que sufrió un boicot en la pasada gala de los Globos de Oro cuando ninguna de las invitadas o nominadas quiso vestir uno de sus diseños. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.