Un avión de la compañía United Airlines se vio obligado a hacer un aterrizaje de emergencia debido a que un pasajero ensució con heces las paredes de los baños de la aeronave, informa el periódico ‘Chicago Tribune’.

Un pasajero se sienta en el ala de un avión de Ryanair en el aeropuerto de Málaga, España.

De acuerdo con los medios, el avión, con 245 pasajeros a bordo y que realizaba el vuelo 895 de Chicago (EE.UU.) a Hong Kong (China), fue redirigido a Alaska.

Según ha reportado un portavoz de la Policía del aeropuerto de la ciudad de Anchorage, donde el avión aterrizó de emergencia, el hombre no solo esparció las heces por dos de los servicios, sino que también intentó tirar por el inodoro su camisa.

Después del aterrizaje, el pasajero fue enviado al hospital para evaluar su estado de salud mental.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.