Vox reconoce que financió su campaña a las europeas con dinero iraní aunque la Ley Electoral lo prohíbe expresamente

[ad_1]

Vox financió el 80% de su campaña en las elecciones europeas de 2014 con fondos provenientes de simpatizantes del Consejo Nacional de Resistencia de Irán (CNRI), un grupo de oposición marxista-islámico, algo que está prohibido por la actual Ley Electoral (Loreg).

El partido de extrema derecha recibió 146 donativos de exiliados iraníes, por valor de 800.000 euros, a lo largo de tres meses desde quince países distintos –como Alemania, Suiza, Italia, Estados Unidos o Canadá– para costear su campaña, ha informado este domingo El País.

La Junta Electoral Central recordaba en octubre de 2013, a meses de los comicios europeos, que ninguna persona o entidad extranjera puede financiar partidos o agrupaciones electorales, de acuerdo con el artículo 128.2 de la LOREG.

Qué prohíbe la Ley Electoral

En concreto, la ley estipula que «queda prohibida la aportación a las cuentas electorales de fondos procedentes de Entidades o personas extranjeras», a excepción de la subvenciones de instituciones europeas otorgadas para financiar las elecciones al Parlamento europeo. Con ‘extranjero’, se refiere a toda aquella persona que no tenga nacionalidad española.

Esta prohibición se aplica únicamente durante periodo electoral, es decir, desde que se convocan formalmente los comicios hasta su celebración. La Junta Electoral Central informó, en su momento, que fuera de esos 54 días, «no resulta aplicable» para donaciones que se hubieran podido hacer al partido. 

Aunque el entonces candidato a la eurocámara por Vox, Alejo Vidal-Quadras, ha reconocido a  El País que los fondos se emplearon de forma íntegra a financiar la campaña, si los donativos se hubieran realizado antes de esos 54 días, el partido de extrema derecha podría haber esquivado la prohibición de la Loreg.

En cualquier caso, las cuentas del partido nunca fueron auditadas, porque no consiguieron representación en esos comicios, como ellos mismos reconocen.

Santiago Abascal estaba al tanto

En aquel momento, Santiago Abascal, el actual líder de la formación, era secretario general del recientemente creado Vox. El ex vicepresidente del Parlamento Europeo Alejo Vidal-Quadras había sido eurodiputado por el PP hasta 2014, año en el que optó por presentarse con la nueva formación.

En conversaciones con el medio de comunicación, Vidal-Quadras cuenta que las relaciones con el grupo de oposición iraní se iniciaron cuando comenzó su labor como parlamentario europeo, en 1999, y que fue por él por lo que hicieron donativos a Vox.

El también expresidente del PP en Catalunya ha afirmado que, antes de abandonar el partido por el fracaso en las europeas, donde solo obtuvo un 1,56% de los votos, le informó a Santiago Abascal sobre la procedencia de estos donativos.

El CNRI tuvo un brazo armado llamado Muyahidin-e Jalq (MJ), según informa el mismo diario, por lo que estuvo en la lista de organizaciones terroristas en Estados Unidos hasta 2012.



[ad_2]

Source link

Deja un comentario