«Vox es ultraderecha, nacionalpopulismo, pero no voy a renunciar al apoyo de Ciudadanos»

[ad_1]

El candidato a la alcaldía de Barcelona y exprimer ministro francés, Manuel Valls, ha asegurado que Vox, el partido con el que Ciudadanos ha pactado en Andalucía, «es ultraderecha y nacionalpopulismo», pero que no va a «renunciar al apoyo» de Ciudadanos para ser alcalde de la capital catalana. «Estoy incomodo con el hecho de que los partidos constitucionalistas no saben o no puedan encontrar acuerdos», añade.

Valls ha comentado que Ciudadanos le ha ofrecido «libertad» en su candidatura al Ayuntamiento de la capital catalana. «Han sido muy generosos, me apoyan y no me piden condiciones», ha asegurado Valls, quien también ha rechazado que el partido de Albert Rivera le haya pedido que se afilie.

En una entrevista en El Objetivo de laSexta, Valls ha reconocido que es «de izquierdas» desde los 18 años, cuando «apostó por la izquierda y la socialdemocracia». Sin embargo, ha evitado calificar a Cs como un partido de izquierdas y ha añadido que «la izquierda y la derecha han cambiado mucho». «El debate es entre europeístas y los populistas, tanto de izquierdas como de derechas», ha comentado.

Preguntado por si es feminista, Valls ha respondido que «por supuesto»: «Uno de los progresos recientes es la igualdad entre hombres y mujeres. Los datos de violencia de género en Francia y España son espantosos. Las leyes en España no criminalizan a los hombres. La actual ley (de violencia de género) es resultado del pacto y tenemos que tener cuidado con los que quieren ir hacia atrás».

El exprimer ministro francés no ha querido definirse como republicano y ha defendido que «España es una gran democracia» que ha tenido «dos grandes reyes», en alusión al rey Juan Carlos y a Felipe VI. Valls, quien tiene familiares que se exiliaron por el franquismo, está a favor de exhumar a Franco del Valle de los Caídos si existe «consenso» y se «sabe dónde ponerlo».

Habrá sorpresas en su candidatura

Valls ha anunciado que, en la lista que encabezará a la alcaldía a Barcelona, «habrá gente nueva y sorpresas». «Cuando digo sorpresas, hablo de partidos y de la sociedad civil», ha aclarado. Para él, la candidatura debe «representar una Barcelona europeísta, catalana y española». Asimismo, ha asegurado que está financiando su campaña gracias a las aportaciones de «la gente».

El candidato ha centrado su discurso en la inseguridad, la principal preocupación para los ciudadanos de la capital barcelonesa, pero no ha dado medidas concretas más allá de un posible aumento en la dotación a la Guardia Urbana. También ha señalado que hay que «atacar a las mafias» de la venta callejera y que rechaza las propuestas en materia de vivienda de Ada Colau, así como la iniciativa de  implementar un dentista municipal porque es «demagogia».

«El candidato de las élites dice que está en contra de que las nuevas promociones destinen un 30% a vivienda de alquiler asequible y que votaría en contra del dentista municipal. Dos medidas destinadas a garantizar derechos y que defenderemos con orgullo», ha respondido Colau. 

«Catalunya necesita más presencia del Estado», ha comentado Valls, quien ha vuelto a insistir en el tema de la seguridad. Asimismo, el exprimer ministro francés ha dicho que en Catalunya «no hay un problema con el idioma», pero que «hay un problema de equilibrio entre español y catalán». «Cuando el idioma es utilizado como una forma de guerra ideológica, cambian las cosas», ha concluido.



[ad_2]

Source link

Deja un comentario