Monasterio ha admitido que durante la etapa de Vidal-Quadras recibieron donaciones “particulares” pero dentro de la legalidad porque fue “aprobada por el Tribunal de Cuentas”

La secretaria de Comunicación de Vox, Rocío Monasterio, ha defendido este domingo la legalidad de las donaciones del partido y ha subrayado que las procedentes del exilio iraní eran “particulares” y corresponden a la época en las que Alejo Vidal-Quadras lideraba la formación.

Monasterio ha restado así importancia en la Cope a la información publicada en El País que apunta a que el exilio iraní financió el 80 % de la campaña de Vox de 2014.

En Vox todas las donaciones son legales“, ha asegurado y ha incidido en que “las cuentas del partido están en el Tribunal de Cuentas para acceso de todo el mundo”.

Ha admitido que durante la etapa de Vidal-Quadras al frente del partido recibieron donaciones “particulares” de quienes “huían de los enemigos de la libertad, de los que financian, por cierto, a Pablo Iglesias”, ha puntualizado.

Monasterio ha acusado también al líder de Podemos y a los medios de comunicación “irresponsables” que siguen sus “consignas” de provocar con sus “alertas antifascistas” que “hordas de encapuchados” vayan a “pegar” a los miembros de Vox, en alusión a lo ataques sufridos por sus dirigentes.

Pero ha advertido de que no tienen “miedo” y que seguirán saliendo a las calles para contar su programa que es “fabuloso”. “Vox es el partido de los valientes, vamos a seguir contando nuestro programa en libertad”, ha recalcado.

Ortega Smith en la misma línea

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, también ha asegurado que toda la financiación de la campaña de las elecciones europeas de 2014 fue aprobada por el Tribunal de Cuentas, y, por tanto, los donativos fueron “legales y transparentes”.

El número dos de Vox ha señalado que en el 2014 percibieron que a los fondos de campaña estaban llegando donativos individuales, que nunca superaron el máximo permitido, de “disidentes contrarios a la dictadura teocrática de Irán”, algo que pusieron “en conocimiento del Tribunal de Cuentas para que analizase que cumplían con la legalidad”.

El secretario general de Vox ha insistido: “Todas nuestras cuentas son transparentes porque aparecen en la página web” y ha incidido en que “son auditadas por una empresa externa al partido y presentadas al Tribunal de Cuentas, aunque hasta ahora no tuviéramos obligación”.


Source link

Deja un comentario