El Ministerio de Fomento ve Vitoria como la alternativa mas factible para conectar la ‘Y vasca’ con el tren de alta velocidad de Navarra y garantiza que habrá conexión para el tráfico de mercancías entre la nueva red ferroviaria vasca con Burgos. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentó este martes en Pamplona y Vitoria el estudio informativo del proyecto de corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo, concretamente del tramo Pamplona y su conexión con la ‘Y vasca’, en un acto al que acudieron los titulares de Desarrollo Económico de los gobiernos vasco y navarro, Arantxa Tapia y Manu Ayerdi. Por la tarde, en Vitoria, expuso el proyecto de unión entre Burgos y Vitoria, del que ya había informado en la capital burgalesa el pasado 28 de diciembre y que a partir de este miércoles saldrá a información pública.

Sobre el primer proyecto, aunque no hay una decisión final, el informe técnico sostiene que la opción de Vitoria es “más ventajosa” aunque su trazado sea más largo que el de la otra alternativa, la de Ezkio-Itsaso (Gipuzkoa), que es más corta, pero más compleja desde el punto de vista medioambiental y presupuestario.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (c),junto al vicepresidente del Gobierno foral, Manu Ayerdi (2d), y la consejera vasca de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia (d) El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (c),junto al vicepresidente del Gobierno foral, Manu Ayerdi (2d), y la consejera vasca de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia (d) (Jdiges / EFE)

El ministro explicó que han sido criterios “única y exclusivamente técnicos” los que han llevado a determinar como “más favorable” la alternativa de Vitoria, con un trazado de 74,8 kilómetros y un presupuesto de 580 millones, sin IVA, que uniría Pamplona con Vitoria en 30 minutos, con San Sebastián en unos 62 minutos y con Bilbao en 56 minutos.

La opción de Ezkio-Itsaso, de 55,1 kilómetros y un presupuesto de 1.705 millones sin IVA, incluye ocho cruces sobre el río Arakil, túnel bitubo de 21 kilómetros con el emboquille sur ubicado en zona ambientalmente sensible (sierra de Aralar) y estructuras de gran envergadura en Olaberria, Idiazabal, Beasain y Ezkio. Esta alternativa destaca por su menor impacto ambiental, pero cuenta con un elevado coste y un gran túnel, con características de las que existen solo dos en España, y complejos viaductos que generan incertidumbre, mientras que en la de Vitoria casi todo el trazado es en superficie, lo que simplifica las obras, que resultan más económicas, y también la funcionalidad y explotación de la línea. En contra, repercute en un mayor impacto sobre el medio.

A partir de ahora se abre un periodo de información pública y recogida de alegaciones, según De la Serna, quien ha dicho que esperan contar este año con la declaración de impacto ambiental para así poder a comenzar a licitar los proyectos. En ese estudio de impacto ambiental se deberán detallar “muchos aspectos” apuntó la consejera vasca, quien precisó que “las dos vías quedan abiertas”.

Tapia consideró prioritario conectar las “cuatro capitales vascas del sur” y sostuvo que lo importante es contar con una conexión “adecuada”, “eficaz” y “eficiente”. En un comunicado el Gobierno Vasco precisó además que será el informe de impacto ambiental el que determine la mejor opción y que por tanto el Ejecutivo autonómico “no puede descartar a día de hoy la solución de conexión a través de Ezkio-Itsaso”.

Conexión Burgos-Vitoria

En la presentación del proyecto de unión en alta velocidad entre Burgos y Vitoria, el ministro se centró en el transporte de mercancías, dado que había suscitado cierta inquietud en el Gobierno Vasco que este trazado no tuviera carácter mixto. De la Serna dijo en Vitoria que existe un “grado de compromiso total” para que exista una conexión ferroviaria para el tráfico de mercancías entre Vitoria y Burgos. Recordó la imposibilidad de que la conexión de la futura infraestructura fuera mixta (pasajeros-mercancías) por cuestiones técnicas y para garantizar la unión entre las dos capitales del transporte de mercancías se buscará, de “común acuerdo” con el Gobierno Vasco y la Junta de Castilla y León, una solución para la utilización de las vías convencionales actuales, adaptándolas al ancho internacional.

Pidió a su vez que no exista “ninguna preocupación” al respecto e insistió en que los plazos de ejecución de esta solución para el transporte de mercancías son “infinitamente más reducidos” que el proyecto general de alta velocidad. La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia,puso en valor que la ‘Y’ va a estar “absolutamente conectada en mercancías y viajeros” con el corredor Mediterráneo y con la Meseta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.