La vivienda de los dos investigados por la desaparición y muerte de Diana Quer, José Enrique Abuín, conocido como el Chicle, y su mujer, Rosario Rodríguez, ha amanecido este martes con nuevas pintadas amenazantes.

En Taragoña (Rianxo) aún están conmocionados tras el descubrimiento del cadáver de Diana Quer en una nave industrial de Asados, en el mismo municipio, adonde el propio autor confeso guió a los investigadores.

Esta mañana la casa donde residía el matrimonio apareció con nuevas pintadas en color rojo en las que se puede leer “Violador“, “Puta encubridora“, y “Fora de Taragoña” (fuera de Taragoña) o “Fora dakí” (fuera de aquí).

La pasada semana también fue pintada en color blanco con las palabras: “Asesino”, “Cómplice y “Chiquilín, estás muerto”.

El autor confeso del crimen permanece en prisión desde el pasado 1 de enero a la espera de conocer el informe preliminar de la autopsia de la joven madrileña, que previsiblemente saldrá a la luz esta semana, y también a la espera de que desde el juzgado se fije fecha para el registro de la nave dónde se halló el cadáver.

El Chicle está investigado por sendos delitos de detención ilegal, homicidio o asesinato y agresión sexual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.