Ángel María Villar, suspendido como presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) durante un año aseguró este lunes en rueda de prensa que “el Consejo Superior de Deportes es el único responsable de que España se pueda quedar sin Mundial y el que hace incumplir a ésta la normativa de las federación internacional”. “La posibilidad de que la FIFA aparte a la selección del Mundial es seria”, ha advertido.

“La FIFA no está solicitando que un estado soberano incumpla sus leyes como se argumenta, solo está cumpliendo sus estatutos y reglamento. Deberíamos preguntarnos por qué conflictos de esta naturaleza no se dan en otros países de nuestro entorno como Alemania, Francia, Italia, Inglaterra o Alemania”, señaló.

Villar se empeñó en desmentir “de forma categórica y absoluta” cualquier influencia suya en que la FIFA pueda tomar medidas sancionadoras contra España, pero en sus palabras se pudieron advertir una amenaza velada: “El Gobierno tendrá que aceptar lo que dicen las organizaciones internacionales. Es una inscripción voluntaria y fue consentida por el Gobierno. Habría que preguntarse por qué conflictos de esta naturaleza no se dan en países de nuestro entorno. La respuesta es tan simple como que los poderes públicos de esos estados respetan escrupulosamente los estatutos de la FIFA”, señaló. 

“El secretario de Estado de Deportes, José Ramón Lete, debería considerar la situación en la que ha colocado al fútbol español, así no se puede seguir. Es una situación muy grave en la que se encuentra el fútbol español”, advirtió antes de enumerar, según él, las injerencias del Gobierno en la RFEF, como su suspensión temporal por la comisión directiva del CSD, “cuando estaba en la cárcel”.

Entre esas injerencias Villar se refirió a la pretensión de Lete de que “se anulen las elecciones a la Asamblea General al solicitar la revisión de la decisión del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) y lo hace sin que la ley se lo permita usando el contenido de las escuchas olvidando que se trata de material probatorio”.

“No ha solicitado autorización al juez para usarlas ni ha solicitado informe a la abogacía del Estado. Confío en que el Consejo de Estado informe negativamente y no lo permita”, comentó.

También se refirió a la sentencia de la Audiencia Nacional que estimó en parte un recurso de la RFEF contra la orden ministerial que regula los procesos electorales en el porcentaje necesario para aprobar la moción de censura y que hace prevalecer lo que dictan los Estatutos federativos (dos tercios) en vez de la Orden (mayoría absoluta).

“Lete ha solicitado la apertura de expediente disciplinario porque abrí unas cuentas en las redes sociales durante las ultimas elecciones. Previamente y solicité autorización a la comisión Electoral para hacerlo y se me autorizó. En ese expediente se me quiere destituir, algo que no tiene precedente. Su único objetivo es mi destitución y tomar el control de la RFEF por todas las vías”, apuntó.

Villar, que cuestionó la actuación de los miembros del TAD nombrados por el CSD, también insistió en que no ha cometido ningún delito de los que le imputa el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, en la instrucción de la Operación Soule

“Ojalá todo esto se aclare, porque Villar y los dirigentes a los que se ha investigado no hemos hecho nada. Todo esto se ha preparado. Me están linchando. Se ha utilizado a fiscales a la guardia civil y a tribunales”, subrayó el dirigente que aseguró que no dimite porque con su dimisión “no se resuelve el problema”.

“La FIFA no ha intervenido porque no haya dimitido Ángel Villar o no va a actuar si dimito. Eso no es verdad”, dijo Villar, que se reafirmó como presidente de la RFEF y dijo que Juan Luis Larrea es “un directivo en funciones de presidente”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.