A los medios de comunicación les encanta enviar a sus reporteros a situaciones incómodas e inesperadamente peligrosas. Un vivo ejemplo de ello es un ataque perpetrado por un grupo de ingobernables lémures al periodista de la BBC Alex Dunlop, cuando estaba filmando un reportaje sobre los animales del zoológico de Banham, en el condado inglés de Norfolk.

El inesperado ataque se produjo cuando alguien decidió que sería una gran idea grabar entre un grupo de estos aparentemente apacibles animales, informa el portal Mashable.

Al comenzar el reportaje puede verse a varios de estos primates descansando sobre el hombro del reportero, mientras que otros brincan alrededor del periodista. En un primer intento, Dunlop logró pronunciar las palabras “yo soy”… antes de ser mordido. La segunda vez el periodista pudo pronunciar una oración completa, pero los lémures le atacaron nuevamente.

Sin embargo, parece que para Dunlop no fue tan mala experiencia. Más tarde, el reportero de la BBC aseguró al operador de cámara que “esta es una de las partes más agradables del trabajo”. En su cuenta de Twitter, el periodista enfatizó que “al filmar esta historia, los lémures no sufrieron daño”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.