Un residente de la provincia de Rostov (Rusia) fue hospitalizado este 13 de enero después de que un enorme bloque de hielo impactara contra el parabrisas de su coche.

Esa gran masa de agua helada procedía de un camión que circulaba por el carril opuesto de la carretera por la que se desplazaban ambos vehículos.

La víctima, un joven de 25 años, sufrió numerosas heridas en la cara y el cuerpo y sus familiares culpan de los hechos al conductor del camión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.