La advertencia sobre “una amenaza de un misil balístico” entrante en Hawái apareció en los móviles de los residentes de la isla este sábado y generó todo un revoltijo entre la población en unos 30 minutos que la Agencia de Gestión de Emergencias tardó en desmentir esta información.

A fin de cuentas, resultó que la falsa alerta fue enviada porque alguien “presionó el botón equivocado” durante un cambio de turno de los empleados.

El siniestro mensaje que rezaba “Amenaza de un misil balístico entrante a Hawái. Busquen un refugio inmediato. No son ejercicios”, fue transmitido también por la televisión, interrumpiendo la emisión y probablemente el descanso de quienes se acomodaron para ver la tele con tranquilidad.

Algunos residentes de la isla no se demoraron en cumplir la ‘orden’ de las autoridades al pie de la letra y en busca de un refugio inmediato velaron por la seguridad de los más pequeños y los colocaron en desagües pluviales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.