Un juez estadounidense ha desestimado la demanda interpuesta contra el policía que disparó y mató al hombre cuyo coche colisionó contra su patrullero en Bernalillo (Nuevo México, Estados Unidos) en agosto de 2014.

Las autoridades norteamericanas dictaminaron que la reacción letal del agente Sam Rodríguez estuvo justificada debido a que “todos los signos indicaban” que el fallecido, un hombre de 28 años llamado Manuel Flores, iba a “continuar su ataque”, informa Albuquerque Journal.

En el video registrado por una cámara de vigilancia se aprecia que, tras el impacto entre los autos, Flores sale de su vehículo, grita y levanta los brazos, momento en que Rodríguez abre fuego.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.