La firma espacial china Linkspace ha logrado un importante avance en el desarrollo de los cohetes orbitales reutilizables al culminar con éxito una prueba de despegue y aterrizaje vertical. La compañía, de carácter privado, ha publicado un video del ensayo en su cuenta de Twitter. 

“SpaceX es muy bueno, y el [cohete] Falcon 9 es extremadamente bueno: tomamos SpaceX como nuestra meta y guía, porque tiene muchas ventajas que tenemos que aprender”, afirmó en septiembre Hu Zhenyu, fundador y consejero delegado de Link Space Aerospace Technology Inc. 

El cohete NewLine-1, con una primera etapa reutilizable, es un  pequeño aparato diseñado para lanzamientos de microsatélites y nanosatélites. Será capaz de transportar 200 kilogramos de carga a la órbita sincrónica del Sol hasta una altitud de 500 kilómetros.

Estos cohetes podrían proporcionar acceso de bajo costo al espacio para los clientes que buscan lanzar pequeños satélites. Se espera que el vuelo inaugural tenga lugar en 2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.