El Ejército de Rusia ha empleado un vehículo de desminado UR-77 Meteorit durante unos ejercicios militares que ha llevado a cabo en la región de Kaliningrado.

En ese ensayo, la misión de un grupo de zapadores es limpiar una presunta zona minada en un polígono cerca de la ciudad de Baltiisk.

El UR-77 Meteorit lanza dos conductos con explosivos y propulsores reactivos a decenas de metros sobre el terreno. Los operadores del vehículo detonan esos objetos y su onda de choque activa las minas de alrededor para crear un camino seguro que permita el paso de las tropas.

Este sistema, conocido como Zméi Gorýnych —el nombre de un dragón con tres cabezas que escupían fuego que aparece en historias de la mitología rusa— y de fabricación soviética, tiene capacidad para arrojar explosivos a un máximo de 500 metros.

Gracias a esta propiedad, en ocasiones ha tenido una aplicación diferente. Por ejemplo, el Ejército sirio empleó con éxito este sistema contra edificios controlados por yihadistas del Estado Islámico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.