Abril está ya a la vuelta de la esquina. Un mes que será decisivo para el devenir de la temporada de la mayoría de equipos, sobre todo para el Barcelona, que tiene abiertos los tres frentes que cualquier aficionado culé hubiera firmado al inicio del curso. Las consecuencias de seguir con vida en Liga, Copa y Champions son un apretado calendario que preocupa cuando afloran los problemas físicos, como en el caso de Leo Messi.

A pesar de que no jugó ni un minuto con Argentina en el parón de selecciones, las molestias en el aductor de su pierna derecha no terminan de desaparecer. Un contratiempo que pone en un aprieto a Ernesto Valverde a la hora de decidir si lo alinea contra el Sevilla en un partido que, en caso de ganar, “supondría mucho de cara a poder conseguir el título”. Pero la ida de cuartos contra la Roma el próximo miércoles hace dudar al técnico blaugrana, que no quiere arriesgar y perder a su buque insignia en el momento clave de la temporada.

El físico me preocupa porque no queremos lesionados, pero lo importante en esta fase será la mentalidad que tengamos”

“Le estamos cuidando porque no queremos que esa molestia conlleve una rotura muscular, que sería mucho más grave”, explicó antes del choque en el Sánchez Pizjuán. Messi y sus problemas acapararon la mayoría de las preguntas en la sala de prensa, conscientes todos de la importancia del ‘10’. Pese a ello, prefirió no hacer pública esta intranquilidad que le genera la situación del argentino.

“El físico me preocupa porque no queremos lesionados, pero lo importante en esta fase será la mentalidad que tengamos. Llegar a este mes con posibilidades en los tres frentes te da energía suficiente para afrontarlo todo mejor”, añadió el ‘Txingurri’, que anímicamente ve “bien” a Messi a pesar del varapalo de su selección contra España.

El preparador extremeño intenta “aislar” el partido de Champions, algo que también busca el Sevilla debido a su cruce con el Bayern. Pese a ello, es inevitable que con varias dudas físicas -Piqué e Iniesta tampoco están al cien por cien- y la importancia de ese duelo la mente no se distraiga. “Los partidos de Champions son de esos señalados que desvían la atención, pero para nosotros este es un partido clave, de los que tenemos marcado por lo que puede suponer”.

Valverde no cree que Montella rote en exceso, aunque sí espera algún cambio en un encuentro que prevé “atractivo”. “El Sevilla tiene una trayectoria en su campo de equipo grande, es muy difícil de batir. Muy pocos han conseguido ganar allí en el último año”, apuntó.

Los partidos de Champions son de esos señalados que desvían la atención, pero contra el Sevilla es clave por lo que puede suponer”

Pese a que la mayoría de sus jugadores han disputado partidos internacionales, considera que el parón de selecciones ha ido bien para desconectar. “Veníamos muy cargados de partidos y ahora vuelve otra serie durísima, pero estamos en el momento en el que todos queríamos estar”. Asimismo, empatizó con los seleccionadores y el reparto de minutos porque era “la última prueba antes del Mundial y todos quieren perfilar sus equipos”.

En relación a la ausencia de Messi en los dos amistosos de la Albiceleste, aclaró que desde el Barça “no presionamos a nadie” para que jueguen más o menos minutos. “Siempre cruzas los dedos para que todo el mundo venga bien y que no pase como con Digne, que lo hemos perdido tres semanas.”, dijo resignado. La buena noticia es la recuperación de Sergio Busquets, que va por el buen camino. Se espera que esté listo contra la Roma.

Deja un comentario