Tras dos primeras jornadas dedicadas a las cuestiones previas, el juicio del proceso soberanista catalán llega este jueves a uno de los momentos más esperados: las declaraciones de los acusados

Una delegación de ERC compuesta entre otros por el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, están este jueves en Madrid para apoyar al líder del partido, Oriol Junqueras, y a los otros soberanistas encausados que declararán en el juicio del 1-O. Los miembros de ERC se han citado a las 8.45 horas en la plaza de las Salesas de la capital, y juntos se han dirigido hacia el alto tribunal, donde se han hecho una fotografía de grupo para apoyar al líder republicano.

La delegación también está compuesta, entre otros, por los consellers Alfred Bosch, Teresa Jordà, Chakir El Homrani y Ester Capella y diputados en el Parlament como Gerard Gómez, Antoni Castellà, Marc Sanglas y Bernat Solé. También han acudido diputados en el Congreso como Joan Tardà y Gabriel Rufián; senadores como Mirella Cortès y Miquel Àngel Estradé; los concejales en Barcelona Montserrat Benedí y Jordi Coronas, y la candidata a las europeas y pareja del exconseller Raül Romeva, Diana Riba.

Torrent y Aragonès no estarán en la sala del juicio porque, al haber sido citados como testigos en la causa, no podrán entrar dentro hasta que no hayan declarado previamente, por lo que quién entrará en alto tribunal será Marc Sanglas.

Ya a las puertas del Supremo, Torrent ha dicho que la declaración de Junqueras de este jueves se leerá “en los libros del futuro”. En declaraciones a TV3, ha asegurado que Junqueras sabe que su intervención “es muy trascendente” ya que es la primera vez que se le escuchará tras el tiempo que lleva en prisión preventiva. “Sabe que hoy habrá muchos focos puestos sobre lo que dirá” ya que es un día histórico, y seguro que ha preparado muy bien lo que quiere decir, ha sostenido Torrent.

En ese sentido, ha señalado que el exvicepresidente “planteará cuáles son los pilares fundamentales de esta defensa política”, y sobre si contestará a las preguntas de la Fiscalía, ha apuntado que esa es una decisión personal.

El presidente del Parlament ha negado que la actividad de la cámara catalana se haya detenido y ha afirmado que no se dejará de celebrar ningún pleno, aunque ha defendido que no se está “en una situación de normalidad democrática”.

El que también ha apoyado a Junqueras, aunque desde su refugio en Bélgica, es el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. En un mensaje de Twitter, ha recordado que Junqueras abre el turno de declaraciones y ha añadido: “A partir de hoy, jueces, fiscales y acusadores verán y oirán lo que es verdaderamente una muralla democrática, aquella que tanto miedo les da“. “No dejar pasar la represión, no ceder ante la injusticia ignominiosa. ¡Ánimos, Oriol!“, ha añadido.

Tras dos primeras jornadas dedicadas a las cuestiones previas, el juicio del proceso soberanista catalán llega este jueves a uno de los momentos más esperados: las declaraciones de los acusados, el primero de ellos el exvicepresidente de la Generalitat. El presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha citado a las partes a las diez de la mañana tras escuchar en la primera jornada del juicio las alegaciones de las defensas y en la segunda la respuesta de las acusaciones.

Es el turno de los interrogatorios, que, según explican fuentes jurídicas, la Fiscalía pretende comenzar con el de Junqueras, considerado el máximo responsable de lo ocurrido de entre los que se sientan en el banquillo, toda vez que Puigdemont está huido.

De hecho, solicita para él una pena de 25 años de prisión por un delito de rebelión agravada con malversación, en tanto que la Abogacía del Estado pide que se le condene a 12 años de cárcel por sedición y malversación.

En prisión preventiva desde el 2 de noviembre de 2017, se le considera principal promotor del ‘procés’ dentro del Gobierno autonómico y responsable último de la preparación y ejecución del 1-O.

Tras la declaración de Junqueras, está previsto que se produzca la de Joaquim Forn, exconseller de Interior y, como tal, máximo responsable de los Mossos durante los hechos que se juzgan. Su interrogatorio podría producirse este mismo jueves.

El listado previsto indica que tras Forn declararán, por este orden, el exconseller de Presidencia Jordi Turull; el de Relaciones Institucionales y Exteriores Raül Romeva; el de Territorio Josep Rull; la de Trabajo y Asuntos Sociales Dolors Bassa; la de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda Meritxell Borràs; el de Justicia Carles Mundó y el de Territorio, Cultura y Empresa Santi Vila.

Finalizado el turno de los exconsellers, la Fiscalía quiere interrogar al expresidente de la ANC Jordi Sànchez y al presidente de Ómnium, Jordi Cuixart, y, por último, a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.




Source link

Deja un comentario