El tiempo durante esta Semana Santa estará dominado por las precipitaciones generalizadas en toda la península, salvo en el área del Mediterráneo y el valle del Ebro. A lo largo de este viernes y sábado las lluvias no cesaran con especial intensidad en el Sistema Central y el Galicia, donde las precipitaciones han caído ya en forma de nieve.

Meteogalicia ha informado de que la nieve, el granizo y hasta ocasionalmente el aparato eléctrico tendrán protagonismo durante esta jornada. Los chubascos han afectado durante la mañana más al oeste de la comunidad gallega, pero se han ido acercando a las montañas de Lugo y Ourense dejando cantidades significativas de nieve. Las nevadas caídas en esta comunidad dificultan este viernes la circulación en varias carreteras de Galicia, según la información de la Dirección General de Tráfico.

En Asturias el riesgo será importante por fuerte oleaje, nevadas y viento. La Agencia Estatal de Meteorología ha informado del riesgo importante por fenómenos costeros en todo el litoral, viento en la costa, Cordillera, Picos de Europa y el suroccidente, además de riesgo de nevadas en el suroccidente.

En cuanto a las temperaturas, la Aemet señala que seguirán bajando y avisa por nevadas “significativas” al interior noroeste donde la cota de nieve se situará en unos 600 a 800 metros así como en el sistema Central, norte del sistema Ibérico y Pirineos, donde la cota de nieve se situará en unos 900 a 1.200 metros.

También el viento hará acto de presencia y soplará de componente oeste y con carácter fuerte en buena parte de la Península, excepto en el valle del Ebro. Precisamente, las rachas más fuertes se producirán en el litoral norte de Galicia y de Asturias, Cordillera Cantábrica y área del mar de Alborán.

El sábado amanecerá inestable pero la borrasca se irá debilitando

Respecto al sábado, la AEMET ve “muy probable” también que a lo largo del día la borrasca se debilite mientras que las altas presiones relativas se extiendan sobre la Península y Baleares. De este modo, en la primera mitad del día la atmósfera seguirá inestable, sobre todo en el tercio norte peninsular y las precipitaciones afectarán al norte y también, aunque con menor probabilidad e intensidad en los sistemas Central e Ibérico y en las sierras del sureste.

Ese día la cota de nieve también seguirá baja, entre los 700 y 1.000 metros y el viento soplará del oeste, con intervalos de fuerte en el área cantábrica, tercio oriental peninsular y Baleares. Sin embargo, a partir del mediodía del sábado los cielos tenderán a despejarse y prácticamente desaparecerán las precipitaciones aunque en Galicia se pueden producir alguna lluvia débil al final de la jornada. En Canarias, por su parte, tendrán pocas nubes y vientos del noreste.

Domingo tranquilo y el lunes llega una nueva borrasca

De cara al domingo, la AEMET ha pronosticado que predominarán los cielos poco nubosos o con algunos intervalos de nubes medias y altas en toda España y solamente existe probabilidad de precipitaciones en el extremo noroeste peninsular.

Ese día las temperaturas experimentarán un ascenso generalizado en la Península. La subida puede ser notable en muchas zonas y los vientos soplarán flojos de dirección variable en general, aunque con levante en la zona del Estrecho.

De nuevo, el lunes llegará una nueva borrasca atlántica con un sistema frontal asociado que se acercará al noroeste de la Península. La situación conllevará precipitaciones que empezarán por el oeste de la Península aunque acabarán extendiéndose a la mitad occidental peninsular y podrían ser persistentes en el oeste de Galicia y del Sistema Central. En Canarias, los vientos soplarán desde el oeste y aumentará la probabilidad de lluvias.

Deja un comentario