Una apuesta segura: Los Crímenes de Mitford

[ad_1]

Publicada por Roca Editorial, una rápida vista a su cubierta, de un atractivo color azul con letras, permite hacerse una idea de lo que contienen sus páginas.

Y es que esta es la primera entrega de una saga de seis novelas, basadas en la vida de las hermanas Mitford (Nancy, Pamela, Diana, Unity, Jessica y Deborah), integrantes de una familia aristócrata cuyos vástagos llegaron a relacionarse con personajes notables de la historia como Winston Churchill, Adolf Hitler o John F. Kennedy.

Esta novela está protagonizada por Nancy Mitford, en donde Jessica Fellowes utiliza un crimen real y lo relaciona con una recreación de su juventud, a través de la ficción.

Había una vez en 1919

Una joven llamada Louise Cannon  vive con su hermano y su madre en la más profunda pobreza luego de la muerte de su padre.

La convivencia en su casa es insostenible, en donde un tío que solo prefiere beber y gastarse el dinero apostando en juegos crea una situación que empieza convertirse en algo muy extraño.

Louisa siente el peligro que causa vivir bajo el mismo techo que su tío, por lo que decide irse de su casa.

Mediante una amiga, Louise se entera de que la familia Mitford está buscando una niñera, por lo que se presenta en la mansión de ellos, impulsada por la necesidad y el deseo inminente de huir de su hogar.

Tras convertirse en la institutriz de las hijas de la familia, Louise logra estrechar lazos de una manera especial con una de ellas, Nancy.

Un crimen sin resolver

Esta novela nos presenta un caso real, el asesinato de la enfermera Florence Nightingale Shore, que es la trama principal, un crimen donde no hay culpables y que ocurre en el tren donde huye Louise, a plena luz del día.

En este sentido, Fellowes trata de rellenar los huecos de un caso que conmocionó al Reino Unido, mientras introduce personajes dignos de una novela de ficción como las hermanas Mitford

Esta novela con una ambientación que te traslada a la Inglaterra de 1919 y 1921, demuestra el excelente dominio de la autora sobre la época, con un despliegue de personajes secundarios bien definidos y carismáticos y un humor típicamente británico.

Esta combinación detectivesca acentuada por su ritmo latente a partir de capítulos cortos, sus cuidados en los diálogos y dos rudimentarios romances que te harán devorar las páginas con goce, mientras sigues a los protagonistas en su búsqueda del culpable.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario