Una activista con el torso desnudo del grupo feminista Femen ha intentado llevarse este lunes la figura del Niño Jesús del belén de la plaza de San Pedro del Vaticano pero ha sido interceptada por un gendarme que le ha impedido que consiguiera su objetivo.

Un fotógrafo de Reuters ha dicho que la mujer ha saltado sobre las vallas y se ha lanzado hacia el pesebre, formado por figuras de tamaño real, gritando “Dios es mujer”. La activista llevaba la misma consigna pintada en su espalda descubierta.

Un gendarme vaticano ha impedido que tomara la figura y la activista ha acabado detenida. El incidente ha sucedido unas dos horas antes de que el Papa Francisco diera su mensaje navideño a unas 50.000 personas en la plaza.

El sitio web del grupo ha identificado a la activista como Alisa Vinogradova y ha dicho que es una “sextremista”. Femen ha señalado que el objetivo del grupo, que fue fundado en Ucrania, es “la completa victoria sobre el patriarcado” y han relacionado la acción con el movimiento #metoo diciendo que la Virgen María también “rompe su silencio”.

Una activista de Femen protagonizó una acción similar en la Navidad de 2014 pero logró sacar la estatua de la cuna antes de ser arrestada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.