Su acompañante, Rosemary Mitchell, de 65 años, sobrevivió a la agresión, pero sufrió heridas potencialmente mortales.

John Bowman, un turista de 90 años, murió como consecuencia de un ataque de cocodrilos en el Parque Nacional Matopos, de Zimbabue, informaron este viernes responsables del lugar.

Su acompañante, Rosemary Mitchell, de 65 años, sobrevivió a la agresión, que ocurrió mientras practicaban canotaje en la presa de Mpopoma, un conocido punto de visualización de cocodrilos, declaró Tinashe Farawo, portavoz de la Autoridad de Manejo de Parques y Vida Silvestre, informó la agencia Reuters.

“Los cocodrilos atacaron el bote inflable que utilizaban hasta que resultó perforado. Sus compañeros notaron que estaban luchando y buscaron ayuda. Cuando los guardaparques llegaron, los cocodrilos todavía estaban atacando a Bowman y Mitchell”, dijo Farawo.

Los guardabosques tuvieron que disparar a los reptiles para dispersarlos y rescatar a la pareja y llevarlos a un hospital. Sin embargo, Bowman perdió la vida antes de llegar allí. Mientras, Mitchell “presenta heridas potencialmente mortales y permanece en cuidados intensivos”, aseguró Farawo.

Imagen ilustrativa

Por lo regular, los cocodrilos sujetan a su presa por un miembro y les dan vueltas en una “tirada de muerte” que somete a la víctima por ahogamiento, según los expertos en vida silvestre.

Los ataques de cocodrilos son comunes en varias partes del África rural al sur del ecuador. En esta época del año, cuando nacen las crías, las hembras abandonan sus nidos, tras haberlos protegido durante tres meses sin comer.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.