Un nuevo circo, el tercero en el último año, ha entregado voluntariamente sus grandes felinos al mayor centro de rescate de animales exóticos del sur de Europa, ubicado en en Villena (Alicante), y se ha comprometido a no usar más animales salvajes en el futuro.

Según fuentes del centro de recuperación que gestiona la Fundación Internacional AAP Primadomus, el Circo Francia, también conocido como Circo París, ha entregado dos leones y un tigre, que ya han sido trasladados al complejo en la sierra de Salinas de Villena, entre las provincias de Alicante, Albacete y Murcia.

Los animales se encontraban en unos terrenos no aptos para este fin, en instalaciones sin el requerimiento legal de núcleo zoológico y en manos de personas sin el conocimiento y medios suficientes para hacerse cargo de ellos.

Personal especializado de AAP Primadomus se ha desplazado hasta los terrenos donde se encontraban los animales para proceder a su sedación, carga y transporte hasta las instalaciones de cuarentena del centro, donde comenzarán su proceso de rehabilitación.

El responsable de grandes felinos de la organización, Pablo Delgado, ha declarado que las “penosas condiciones en las que se encuentran actualmente los animales, especialmente los dos leones, son algo ya tristemente habitual en los rescates circenses”.

Les han extraído las uñas, una intervención habitual en el mundo del entretenimiento conocida como desungulación, y debido a la humedad del suelo de la jaula no podían caminar normalmente sin resbalarse, mientras que a uno de los leones le falta parte del rabo.

La cesión de los animales se produce después de meses de negociaciones y trámites entre los responsables circenses, las autoridades y organizaciones de bienestar animal.

El despacho de abogados Deanimals ha colaborado en la mediación y las cuestiones legales para la cesión y reubicación ética de estos animales. También ha encontrado nuevos hogares para el resto de animales propiedad del circo, como un pony o un toro.

El Circo Francia es el tercero que dona sus animales salvajes a AAP Primadomus tras los circos Wonderland, el pasado septiembre, y otro antes (el primero de todos), en mayo.

Cada vez son más los circos que, de forma voluntaria, deciden poner fin a sus actuaciones con animales salvajes, uniéndose a la transformación social y política que reclama un cambio en el paradigma del espectáculo circense. AAP Primadomus ha apuntado que cuatro autonomías españolas ya han prohibido esta práctica y más de 450 municipios no autorizan la instalación de circos con animales salvajes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.