Al actual presidente de Estados Unidos le salen relaciones por todas partes. Ocho meses antes de que la compañía propietaria del tabloide estadounidense National Enquirer pagara 150.000 dólares (unos 120.000 euros en el cambio actual) a una exmodelo de Playboy que alegaba haber tenido una aventura con Donald Trump, la empresa socia del periódico pagó 30.000 dólares (unos 24.000 euros) a una persona menos famosa: un antiguo portero que trabajó en uno de los edificios propiedad de The Trump Organisation, empresa del magnate, en Nueva York.

Como hizo con la modelo, el sensacionalista Enquirer selló un contrato con el portero que le impedía dar a conocer una historia que podía dañar la campaña de Trump hacia la presidencia de EE.UU. Debían tapar bocas.

La historia del exportero, Dino Sajudin, no se ha contado hasta ahora

El pago a Karen McDougal, la antigua modelo de la revista Playboy, fue un secreto hasta que el Wall Street Journal lo hizo público días antes de las elecciones presidenciales en noviembre de 2016. La revelación provocó una intensa cobertura mediática y, esta semana, ayudó al FBI a justificar el registro a las oficinas del abogado personal de Trump, Michael Cohen. Por cierto, el letrado ha reconocido haber pagado 130.000 dólares a la actriz porno Stormy Daniels, un dinero que, según la versión de ella, debía callar a la intérprete sobre una aventura que tuvo con el multimillonario neoyorquino.

La historia del exportero, Dino Sajudin, no se ha contado hasta ahora.

La agencia Associated Press pudo confirmar la historia mediante los detalles del pago del Enquirer a través de una revisión de un contrato confidencial y entrevistas con docenas de empleados actuales y anteriores de Enquirer y su empresa matriz, American Media Inc (AMI).

Sajudin recibió 30.000 dólares a cambio de firmar los derechos, “a perpetuidad”, por el rumor que había escuchado acerca de la vida sexual de Trump: que el actual presidente había engendrado un hijo con una empleada de la Torre Trump, el rascacielos que posee el mandatario cerca de la ONU . Por si el soborno no era suficiente. El contrato se aseguraba de callar a Sajudin con una multa de un millón de dólares si divulgaba el rumor o los términos del acuerdo.

El contrato se aseguraba de callar a Sajudin con una multa de un millón de dólares

Durante la presentación de este reportaje, AMI amenazó a la agencia AP con acciones legales y contrató al bufete de abogados de Nueva York Boies Schiller Flexner, que desafió la precisión de las informaciones de la agencia.

El verano pasado, Dylan Howard, el principal editor del Enquirer, afirmó que hizo el pago para asegurar la exclusividad con el portero porque la hisotira, de ser cierta, habría vendido “cientos de miles” de revistas. En última instancia, dijo que la información “carecía de credibilidad”, por lo que Sajudin tuvo que inflar la historia con esos méritos. “Desafortunadamente, Dino Sajudin es un pez que se fue nadando”, dijo Howard a un medio asociado a Enquire, RadarOnline, que publicó la historia el pasado miércoles.

Pero cuatro antiguos empleados de Enquirer directamente familiarizados con el episodio contradijeron la versión de los acontecimientos de Howard. Dijeron que los editores principales les ordenaron que dejaran de seguir la historia antes de completar los hilos potencialmente prometedores. Dijeron que la publicación no siguió las prácticas de informes estándar de Enquirer, tales como replanteos exhaustivos o tácticas sensacionalistas diseñadas para probar la paternidad.

La mujer que se encuentra en el centro del rumor sobre Trump negó enfáticamente a AP en agosto pasado que alguna vez tuviera una aventura con el actual presidente. Les dijo que no tenía ni idea de que el Enquirer le había pagado a Sajudin.

La AP no ha podido determinar si el rumor es cierto y ha decidido mantener a la mujer en el anonimato. “Todo esto es falso”, dijo. “Creo que perdieron su dinero”, en referencia a los 30.000 dólares que pagaron al exportero.

Todo esto es falso”

Supuesta mujer con quien Trump tuvo un hijo

Exempleada de la Torre Trump

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.