Técnicos de la Dirección General de Patrimonio Natural y agentes de la Guardia Civil realizan este domingo una inspección en la zona donde falleció ayer una joven de 25 años de Valladolid a causa del impacto de una piedra desprendida.

El acceso al arenal, ubicado en el municipio de Ribadeo (Lugo), quedó cerrado este sábado, como mínimo hasta el lunes, tras conocerse el suceso.

La decisión la tomaron responsables de la Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno gallego en coordinación con la Delegación del Gobierno en Galicia.

El acceso al arenal, como mínimo cerrado hasta el lunes

La zona, al igual que todo el litoral gallego, se ha visto afectada en los últimos días por un temporal de fuertes vientos y aguaceros.

El accidente tuvo lugar a la una de la tarde del sábado en una de las cuevas que forman las rocas, cuando la chica se adentró para admirar el monumento natural.

Minutos antes del suceso un matrimonio que estaba con sus hijas en la playa alertaron de los desprendimientos. Según relatan al diario El Progreso, una mujer asegura que las piedras cayeron a un metro de sus hijas.

También explica que avisó de lo sucedido al personal de Xunta de Galicia y afirma, según publica el diario, que le dijeron que lo comunicaría, pero señala que no le hicieron demasiado caso. Poco después, todavía en la playa, sufrió un ataque de nervios al ver el accidente mortal de la joven.

La playa de As Catedrais es famosa por su espectacularidad y es lugar visitado por miles de turistas, pues con la marea baja se puede caminar por sus grutas y pasadizos bajo los arcos que forman las imponentes rocas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.