Crece la tensión en Gaza. Decenas de miles de palestinos acudieron este viernes a la frontera con Israel en la Gran Marcha del Retorno convocada por Hamás. Durante los choques con el Ejército israelí, más de 2.000 palestinos resultaron heridos y al menos 16 murieron. Uno de los fallecidos es Abed el-Fatah Abed e-Nabi, de 18 años.

El comité organizador de la marcha ha confirmado que es el joven que aparece en el siguiente vídeo, cuyas imágenes podrían herir su sensibilidad. En la secuencia, dos jóvenes aparecen corriendo en dirección contraria a la frontera israelí y se dirigen hacia la multitud congregada en el lado palestino. Mientras corren, se escuchan disparos entre gritos y silbidos de los concentrados.

Al caer en la cuenta de que las fuerzas israelíes han abierto fuego, se escucha “Allahu akbar”-una expresión utilizada en el mundo musulmán como exclamación informal- en varias ocasiones. Varios segundos más tarde, uno de los jóvenes que intenta escapar del ataque y que lleva un neumático consigo es alcanzado en la espalda por una de las balas. Al ca er desplomado al suelo, decenas de los allí congregados intentaron socorrer con rapidez al joven, sin éxito. El disparo fue mortal.

ALERTA: Las siguientes imágenes podrían herir su sensibilidad

El Ejército israelí aseguró que lanzaron contra las tropas “bombas incendiarias, piedras y neumáticos en llamas” y que estas, en respuesta, “usaron medios de dispersión y disparos contra los principales instigadores” y contra aquellos que intentaban saltar la valla. Las imágenes, sin embargo, demuestran que la bala que alcanzó a Abed el-Fatah Abed e-Nabi, que corría en dirección contraria a la frontera, no pretendía ser una “medida de dispersión”.

Israel ya ha alertado de que aumentará su respuesta si continúan las protestas para acabar con ellas. “Si Hamás pretende seguir así y convertir la valla en un lugar de eventos violentos diarios hasta el 15 de mayo (día en que los organizadores tienen previsto terminar las manifestaciones de la Gran Marcha del Retorno), no vamos a permitir ese juego de ping-pong, ellos cometiendo actos terroristas camuflados de protestas y nosotros reaccionando: iremos más allá para acabar con la violencia”, dijo el portavoz del Ejército israelí brigadier general Ronen Menelis.

El Ejército israelí asegura que se disparó como “medida de dispersión”, pero el vídeo demuestra que no es así

El portavoz también subrayó que el Ejército israelí había limitado su respuesta a aquellos que ayer trataban de alcanzar la frontera, “la infiltración en otro país soberano es algo que ningún país tolera, y nosotros tampoco”, aclaró. Según Manelis, todos los fallecidos lo fueron porque estaban cometiendo acciones violentas durante las protestas.

Como respuesta, el presidente palestino, Mahmud Abás, dijo anoche en un discurso emitido en Palestine TV que Israel “es el único responsable” de la violencia. “El gran número de mártires y heridos en una manifestación pacífica reafirma la necesidad de que la comunidad internacional intervenga para proteger a nuestra gente”, solicitó Abás.

La comunidad internacional ha condenado el uso de la fuerza de las tropas israelíes contra los palestinos. Mientras, la ONU ha pedido una investigación exhaustiva y ha expresado su temor de que la situación en Gaza continúe deteriorándose en los próximos días. Además, ha pedido a Israel que sólo utilice la “fuerza letal” como último recurso.

La jornada más sangrienta después de la ofensiva de 2014, según el Centro Palestino por los DDHH

El Centro Palestino Por los Derechos Humanos (PCHR, por sus siglas en inglés) ha comunicado que la jornada de ayer “fue la más sangrienta después de la ofensiva de 2014” y también se ha sumado a la condena del “uso excesivo de la fuerza” por el Ejército israelí contra civiles palestinos, achacándolo a una “decisión política oficial” de “desprecio de sus vidas”.

Deja un comentario