Pedro Calvo, expresidente del Canal de Isabel II y exconsejero del gobierno de Alberto Ruiz Gallardón en la Comunidad, está citado este miércoles a declarar como investigado ante el juez del caso Lezo, Manuel García Castellón, por su participación en la compra presuntamente fraudulenta de la filial colombiana Inassa.

También deberán comparecer ante el juez de la Audiencia Nacional los exconsejeros de la empresa pública de aguas José Manuel Herrero, Roberto Molero, Andrés Muñoz y José Antonio Llanos, este último director general de Carreteras de la Comunidad con Esperanza Aguirre de presidenta.

Todos votaron en una reunión del Consejo de Administración del Canal celebrada el 14 de noviembre de 2001 a favor de realizar una oferta por el 75% de Inassa por 73 millones de dólares en una operación que, según la investigación, tuvo un sobrecoste millonario.

Para adquirir la filial colombiana el Canal utilizó una “sociedad vehículo” llamada Canal Extensia (constituida el mismo mes de la operación), que compró Inassa a través de otra mercantil panameña interpuesta denominada Sociedad Aguas de América.

Esta operación, llevada a cabo a través de una “compleja estructura societaria”, contravino “de plano” los acuerdos adoptados por el Consejo de Administración del Canal y de la Comunidad de Madrid, según apunta el juez en su auto.

Además, cree el magistrado que existen “claros indicios de que pudo haber una sobrevaloración del precio de compraventa y unas condiciones contractuales claramente perjudiciales para el comprador y, por ende, para los intereses públicos por los que el Canal debió velar”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.