Manchas de crudo han alcanzado una playa del Espacio Natural de Doñana en el término municipal de Almonte (Huelva), en una franja de unos 150 o 200 metros. Este vertido se registró en la tarde del martes en la monoboya de la refinería La Rábida de Cepsa y llegó el miércoles al Parque Natural onubense.

En declaraciones a los periodistas en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) montado en la playa del Asperillo el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Fiscal, precisaba que el crudo estaba llegando desde las cinco de la tarde “en galletas muy dispersas”. No obstante, ha asegurado que está “tranquilo” porque “afortunadamente, y sin menospreciar este tipo de sucesos, la afección parece que va a ser menor”.

El derrame se produjo durante una operación de descarga de Cepsa

La empresa Cepsa ha informado de que el derrame de crudo registrado en la tarde del martes desde la monoboya de la refinería La Rábida durante una operación de descarga es de unos 50 litros de producto y ha abierto una investigación para establecer las causas del suceso.

Según ha explicado la compañía en un comunicado, la activación de la válvula de seguridad, que garantiza la desconexión de la manguera de descarga en una situación de sobreesfuerzo, fue lo que provocó el derrame. Parte del producto fue recogido de inmediato por medios físicos absorbentes y se continúa trabajando en la eliminación del resto.

Por otra parte, el consejero de Medio Ambiente ha criticado el hecho de que por parte del Ministerio de Fomento, a quien compete la gestión del vertido en el mar, “no haya habido comunicación oficial con el delegado de la Junta en Huelva o con algún representante de la administración andaluza”.

“Es verdad que ha habido comunicación en el ámbito técnico”, ha reconocido Fiscal, aunque ha considerado que “debería haber habido una comunicación sobre la activación del Plan Interior Marítimo en nivel 1 o de las actuaciones por parte del Gobierno”.

La Junta critica la falta de comunicación del Gobierno

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos, ha asegurado que la Junta de Andalucía ha estado informada “desde el primer momento” del vertido y ha calificado de “improcedentes” las críticas del consejero.

También ha señalado que durante la mañana del miércoles, cuando el capitán marítimo ha comunicado la activación del Plan Marítimo Nacional en situación 1 de emergencia, tres técnicos del 112 han acudido a la sede de Capitanía marítima para asistir a una simulación del alcance del vertido.

WWF alerta sobre el riesgo de ampliar determinadas actividades industriales en el litoral

Asimismo, desde la plataforma ecologista WWF consideran que el derrame de crudo “aunque sea de pequeña cantidad, recuerda la fragilidad de la costa onubense ante este tipo de episodios”. De este modo, considera que supone “un toque de atención” para todos aquellos que “hablan de ampliar determinadas actividades industriales en el litoral”.

En declaraciones a Efe, el responsable de la Oficina de Técnica de WWF en Doñana ha remarcado que “cientos de buques al año transitan por las costas onubenses cargados de mercancías peligrosas, no sólo petróleo, y ello implica peligro para la propia costa así como para las actividades que se desarrollan en ella, como la pesca, el marisqueo o el turismo de playa”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.