Un avión de guerra submarina e inteligencia electrónica Boeing P-8A Poseidon de la Armada de EE.UU. se ha acercado este domingo a la costa oeste de la península de Crimea. Según detalla la agencia de noticias Interfax, la misión de reconocimiento duró varias horas.

La aeronave, con el número de cola 168432 y el distintivo de llamada PS076, despegó de una base militar de la OTAN en Sicilia (Sigonella). Estuvo sobrevolando largo tiempo aguas internacionales al sudoeste de la ciudad portuaria de Sebastopol, la base de muchos buques de la Flota del mar Negro rusa.

Ha sido el segundo vuelo de inteligencia desde Italia a Crimea en lo que va del año: el primero, también protagonizado por un Poseidon, fue registrado el 1 de enero.

Horas antes del Boeing, un avión no tripulado de EE.UU. sobrevoló durante varias horas la región ucraniana de Donbass, siguiendo la línea de demarcación entre las partes beligerantes. La agencia Interfax afirma que la aeronave no atravesó esta línea en ningún momento, manteniéndose siempre sobre el lado que controlan las tropas de Ucrania.

El dron, un modelo RQ-4A Global Hawk con señal identificadora 12-2050, había llegado desde la misma base de la OTAN en Sicilia, pasando por territorio de Rumania y atravesando luego Ucrania de oeste a este. Al acercarse a las zonas controladas por las milicias de Donetsk y Lugansk se mantuvo a una altura de aproximadamente 16.000 metros, para regresar a continuación a Italia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.