Con una gran pancarta en la que se puede leer España no se rinde, banderas rojigualdas y coreando consignas como “¡No nos engañan, Cataluña es España!”, un pequeño grupo de ultras —entre 15 y 20 personas— del grupo neonazi Hogar Social han irrumpido en el acto que ERC está celebrando delante de la prisión de Estremera, donde permanece encarcelado su candidato para el 21-D, Oriol Junqueras. 

Los ultras están custodiados por un grupo de Guardias Civiles que ejercen de parapeto. 

(Habrá ampliación)

Deja un comentario