Con una gran pancarta en la que se puede leer España no se rinde, banderas rojigualdas y coreando consignas como “¡No nos engañan, Cataluña es España!”, un pequeño grupo de ultras —entre 15 y 20 personas— del grupo neonazi Hogar Social han irrumpido en el acto que ERC está celebrando delante de la prisión de Estremera, donde permanece encarcelado su candidato para el 21-D, Oriol Junqueras. 

Los ultras están custodiados por un grupo de Guardias Civiles que ejercen de parapeto. 

(Habrá ampliación)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.