El exconseller de Presidència y exportavoz del Govern Jordi Turull ha reconocido este viernes que “fue un golpe duro pasar en menos de 24 horas de presidenciable a presidiario”, al ser encarcelado al día siguiente de su fallida investidura en el Parlament. A pesar de ello, asegura el diputado de JxCat, sus convicciones están “más fuertes” ante “tanta injusticia”.

Así se manifiesta en la cuenta oficial de Twitter de Turull, que este viernes ha recibido la visita de su esposa y sus hijas en la madrileña cárcel de Estremera, donde volvió a ingresar el pasado viernes 23 de marzo por orden del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, tras ser procesado por presuntos delitos de rebelión y malversación.

“Hace una semana pasada pasé en menos de 24 horas de presidenciable a presidiario“, recuerda Turull, que el pasado jueves 22 de marzo se sometió en el Parlament a la primera sesión de su investidura como presidente de la Generalitat, una intentona que no fructificó porque la CUP se abstuvo y evitó que obtuviera la mayoría absoluta requerida en la primera votación.

Al día siguiente de la primera votación, Turull compareció en el Supremo ante Llarena, que dictaminó enviarle a prisión preventiva tras procesarle por rebelión y malversación en el marco de la causa sobre el procés hacia la independencia de Catalunya.

“Un golpe duro, pero mis convicciones están más fuertes ante tanta injusticia”, exclama Turull en su mensaje en Twitter, en el que incorpora una etiqueta con el lema “mi cuerpo en la cárcel, mi corazón en Catalunya”, sentencia en un mensaje junto a dos imágenes, una del diputado de JxCat en el Parlament y otra de un furgón de la Policía Nacional.

Turull acudiendo a la tribuna de oradores del Parlament en su sesión de investidura Turull acudiendo a la tribuna de oradores del Parlament en su sesión de investidura (Àlex Garcia)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.