El Tribunal Supremo da este jueves en el juicio del “procés” la palabra al mayor Josep Lluis Trapero, que tendrá su turno para replicar las acusaciones de connivencia con el 1-O y defender el papel de los Mossos, mientras sigue a la espera de ser juzgado por rebelión en la Audiencia Nacional.

Trapero, destituido con el 155, comparecerá a partir de las 11.00 horas como testigo en el Tribunal Supremo, donde se ha erigido en uno de los principales protagonistas del juicio a la cúpula del “procés”, pese a no figurar en esta causa, por su papel clave tanto en el 20-S como especialmente por el dispositivo policial del 1-O.

Al estar pendiente de juicio en la Audiencia Nacional, Trapero se podría acoger a su derecho a no declarar o responder sólo a algunas preguntas, aunque en su entorno se espera que hable, como ha hecho siempre en sede judicial, y que ofrezca un alegato para reivindicar la labor de los Mossos y desmontar las acusaciones de los mandos de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Uno de los argumentos por los que su entorno espera que declare es para evitar, con sus explicaciones, que el Supremo dé por probada en su sentencia la pasividad de los Mossos ante el 1-O, lo que podría perjudicarle en su futuro juicio en la Audiencia Nacional, aún sin fecha.

Además del papel de los Mossos durante el 20-S y el 1-O, será determinante oír en boca de Trapero su versión sobre tres reuniones clave: las que convocó el 26 y 28 de septiembre para emplazar a Carles Puigdemont a que desistiera de seguir adelante con el referéndum por el riesgo para la seguridad, y la de la Junta de Seguridad, en que los miembros del Gobierno le vieron alineado con el expresidente catalán.

En la sesión de este jueves, que cierra la quinta semana del juicio a la cúpula del procés, también han sido citados como testigos varios de los principales investigados en Cataluña por los preparativos del 1-O, entre ellos Josep Maria Jové, el exnúmero 2 de Oriol Junqueras en Economía, a quien la Guardia Civil localizó una agenda “Moleskine” y el documento “Enfocats”, claves por sus anotaciones sobre la hoja de ruta del “procés”.

También han sido citados los imputados por el juzgado de instrucción 13 de Barcelona Antoni Molons, que entonces era secretario de Difusión de la Generalitat, el exsenador Santi Vidal, cuyas conferencias afirmando que el Govern tenía de forma ilegal datos fiscales de los catalanes dieron pie a la apertura del proceso judicial, y Carles Viver i Pi Sunyer, arquitecto jurídico del “procés”.


Source link

Deja un comentario