Ts rechaza que presos del ‘procés’ declaren en el Parlament

[ad_1]

El Supremo ha rechazado autorizar «en este momento procesal» la comparecencia de los exconsellers presos en la Comisión de Investigación del Parlament sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña para evitar «indeseadas interferencias» ante la inminencia del juicio del «procés».

La Sala ha acogido de esta manera el criterio de las acusaciones del caso -Fiscalía, Abogacía del Estado y Vox-, que se opusieron a la petición del Parlament de Cataluña, “sin perjuicio de que en otro momento procesal” la Cámara catalana, si lo estima procedente, “reitere su petición”.

El Parlament remitió hace unos días una solicitud formal al Tribunal Supremo para que los seis exconsellers en prisión preventiva compareciesen el pasado 22 de enero, si bien al no tener respuesta de la Sala, los partidos soberanistas criticaron el “absoluto menosprecio” del alto tribunal y la Mesa se comprometió a proseguir con los trámites para una próxima citación.

Sin embargo, el alto tribunal -que ha tenido que esperar a recibir las alegaciones de la Fiscalía y las defensas para dictar su resolución- ha rechazado la petición dada la proximidad del juicio, en el que todos ellos están acusados de rebelión.

En un auto, del que ha sido ponente el magistrado Manuel Marchena, la Sala también reconoce que los aspectos sobre los que serían preguntados los exconsellers en su comparecencia “están íntimamente ligados con los hechos objeto de acusación”.

La Sala justifica así su negativa ante las “indeseadas interferencias entre la comparecencia ante la comisión y el derecho de defensa de los acusados” que previsiblemente se producirían. Es, por tanto, “la convergencia entre ese deber y ese derecho”, junto a la “no descartable coincidencia temporal entre los llamamientos” del Parlament y los del propio Supremo en el juicio lo que, para el Supremo, “hace más que aconsejable descartar, por ahora la autorización”.

Pero la Sala no cierra del todo la puerta a que los exconsellers puedan comparecer en un futuro y recuerda al Parlament que puede volver a solicitarlo en otro momento procesal.

La solicitud de comparecencia, firmada por el propio presidente del Parlament, Roger Torrent, afectaba al exvicepresident de la Generalitat Oriol Junqueras y a los exconsellers Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn y Dolors Bassa. 

“Una falta de respeto”

La respuesta del TS ha sido calificada por la diputada de JxCat Gemma Geis como “una falta de respeto institucional”. “Queremos recordar -ha apuntado- que la comparecencia ante una comisión de investigación parlamentaria es obligatoria, y que los diputados tenemos un mandato del pleno de investigar lo ocurrido con la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña”.

Según Gemma Geis, no había riesgo de “interferencia” con el juicio previsto contra los exconsellers “porque una comisión de investigación parlamentaria es política, no tiene efectos penales”. “Además, la comisión ya había previsto cuándo podía tener lugar el juicio y por este motivo había fijado la fecha de comparecencia de los exconsellers para antes de que empezara”, ha añadido. En su opinión, la negativa del Tribunal Supremo a que comparezcan los exconsellers “es otra alteración a nuestra labor como diputados, y una clara vulneración de los derechos democráticos del Parlament”.

En la misma línea, la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi,  ha lamentado que se “sigan vulnerando los derechos políticos” de los presos y que el TS decida sobre qué tema debe trabajar o no el Parlament. “Eso -ha dicho- no sólo afecta a las personas que pidieron comparecer en la comisión, sino también al Parlament y a toda la ciudadanía”.

Artadi ha lamentado la posibilidad de que no se permitan observadores internacionales en el juicio del “procés”, después de que la fiscal general del Estado, María José Segarra, defendiera la transparencia del juicio y ante la petición de los independentistas de que vayan observadores internacionales, enfatizó que sería “televisado y en directo. No podemos ofrecer nada más”.

La portavoz de la Generalitat ha recordado que “es importante” la presencia de observadores más allá de la retransmisión, para que “puedan ver de primera mano lo que sucede”, y ha denunciado las “irregularidades” en el proceso y el “interés en vender una historia política y en justificar lo injustificable”.

Una plataforma de organizaciones de derechos humanos que coordina la presencia de observadores internacionales en el juicio ha solicitado al Tribunal Supremo espacio en la sala de la vista para cinco de ellos en cada sesión.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario