Trump avisó a Sánchez de lo que iba a ocurrir en Venezuela un día antes

[ad_1]

El Gobierno de Donald Trump adelantó al Gobierno de Pedro Sánchez y la UE horas antes de que se produjera que el líder de la Asamblea venezolana, Juan Guaidó, se iba a proclamar presidente interino y que Washington iba a reconocer su legitimidad, según informó este viernes el diario ‘El País’. La Administración estadounidense presionó en los días siguientes a la autoproclamación a España y sus socios europeos para romper relaciones con Nicolás Maduro y reconocer como presidente interino a Guaidó.

VenezueklaSegún El País, el Gobierno de Sánchez tuvo conocimiento de que se avecinaban “acontecimientos importantes” en Venezuela el pasado 22 de enero. Ese día hubo una reunión entre el secretario español de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, y responsables del Consejo de Seguridad Nacional. En este encuentro, se informó al diplomático español de que iba a pasar algo importante en Venezuela, pero sin concretar más detalles.

El plan fue desvelado al día siguiente a través de una llamada de la Embajada estadounidense en Madrid: “Es probable de Guaidó se proclame presidente hoy y nosotros lo vamos a reconocer”. Ese mismo día, el vicepresidente Mike Pence daba su apoyo a Guaidó en un artículo en el Wall Street Journal.

Horas después, Guaidó juraba como presidente encargado de Venezuela durante una multitudinaria manifestación en Caracas. El Gobierno de Trump no tardó ni un cuarto de hora en reconocer a Guaidó como presidente interino, lo que desencadenó una cascada de reconocimientos  por parte de la mayoría de los países latinoamericanos.

La autoproclamación de Guaidó sorprendió al ministro de Exteriores, José Borrell, reunido con su homólogo portugués, Augusto Santos Silva, para discutir el llamado grupo de contacto internacional aprobado por la UE para reactivar el diálogo entre el régimen de Maduro y la oposición. Tanto Borrell como Santos Silva coincidieron en evitar los “seguidismos” y esperar a una respuesta conjunta de la UE sobre el reconocimiento de Guaidó.

El ministro de Exteriores recibió ese día una llamada del embajador estadounidense en Madrid y posteriormente se puso en contacto con Pedro Sánchez, que se encontraba en Suiza, en el Foro de Davos. Sin embargo, las posiciones de Sánchez y Borrell eran distintas. Mientras el ministro optaba por esperar antes de dar un paso sin precedentes y de consecuencias imprevisibles, el presidente no quería quedarse fuera de la ola de reconocimientos de a mayoría de países americanos.

Al día siguiente, el 24 de enero, Borrel se reunió con el embajador estadounidense Duke Buchan III, que le trasladó dos peticiones: que España reconociera de inmediato a Guaidó como presidente legítimo y que renunciara a mantener cualquier canal de diálogo con Maduro. El diplomático estadounidense subrayó la importancia de que España y Portugal dieran este paso, porque podían arrastrar al resto de los socios europeos.

El 25, tras el Consejo de Ministros, Borrell anunció que España reconocería a Guaidó si en un “plazo razonablemente corto” Maduro no convocaba elecciones libres y bajo supervisión internacional.

El 26 de enero, Sánchez rompía su silencio sobre la crisis venezolana y daba un ultimátum de 8 días a Maduro para que convocara elecciones libres o de lo contrario España reconocería a Guaidó.

Este jueves, Borrell confirmó que España reconocerá oficialmente el próximo lunes a Guaidó como presidente interino del país. “El lunes. Los ocho días, el presidente lo dijo claramente. Cuando se cumpla el plazo designado por el presidente del Gobierno (español, Pedro Sánchez), naturalmente él y todos los demás países que lo han hecho (dar el plazo para reconocer a Guaidó si no se convocaban elecciones en Venezuela) lo van a hacer”, indicó Borrell a la prensa en Bucarest.

Por otra parte, Borrell dijo que “está claro” que el grupo de contacto que quiere impulsar la UE para Venezuela “se va a crear”. “Las resistencias y las dudas que tenían algunos países se han levantado. Ojalá lo hubiéramos hecho antes porque ahora nos sería de mucha utilidad”, consideró. El jefe de la diplomacia española adelantó que “se va a formalizar su creación la próxima semana y, muy probablemente, tenga lugar una reunión ministerial de los países que lo van a formar”. “Por supuesto, España estaría allí. Hemos tomado el liderazgo en la creación de este grupo desde hace ya más de tres meses”, dijo.

“El objetivo de este grupo es, una vez que se ha tomado la posición clara de que la legitimidad está en la Asamblea Nacional, impulsar, ayudar a crear las condiciones para que se puedan celebrar las elecciones presidenciales, que es lo que se está reclamando”, explicó. “Está dicho y redicho: la Asamblea Nacional se considera como el único órgano cuyas elecciones son legítimas y plenas”, recalcó.

 

[ad_2]

Source link

Deja un comentario