Para algunas personas, la vida es divertida, abundante y hermosa. Para otros, es un valle de lágrimas. Y la diferencia entre una visión y la otra es nuestro sistema de creencias, nuestra filosofía personal.

Vamos a ver algunos de los conceptos que nos ayudarán a que la vida sea fácil y hermosa, prácticamente siempre:

1) Necesitar poco: la vida se vuelve fácil si nos liberamos de las absurdas necesidades de tener pareja, tener un gran trabajo, ser inteligente, ser guapo. Al demonio con todo eso.

2) No exigirse ni castigarse nunca: Las super-exigencias nos meten un montón de presión que no sirve para nada. Nos decimos: tengo que hacerlo todo bien o muy bien y si no soy un maldito desgraciado.

3) No quejarse: la queja es siempre mala porque te hace centrarte en lo que no funciona, en vez de la cantidad de cosas hermosas que dispones.

El primer punto es esencial. Dicen que San Francisco de Asís, al final de su vida, afirmó: “Cada día necesito menos cosas y las pocas que necesito, las necesito muy poco”. En realidad, lo único que necesitamos para estar bien es la comida y la bebida del día. Así que si te deja tu pareja o pierdes el empleo, dite a ti mismo: “No pasa nada porque no me moriré de hambre y aún podré hacer muchas cosas valiosas por los demás”.

El segundo punto es no auto-castigarse. Nos exigimos muchísimo: ser listos, elegantes, guapos, extrovertidos, eficaces, capaces… ¡hasta la locura! Nuestros abuelos no se exigían nada de todo y, por eso, estaban más sosegados y la depresión y la ansiedad prácticamente no existían.

El tercer punto es dejar de quejarse -o exigirles a los demás o a la vida. Mi héroe Stephen Hawking decía: “Quejarse es inútil y una pérdida de tiempo: no lo pienso hacer”. Paradójicamente, no quejarse te dota de mucha más energía y capacidad para mejorar tu entorno: porque lo harás desde la ilusión y no desde la amargura.

Psicología cognitiva

La psicología cognitiva o del pensamiento nos enseña a pensar de la manera correcta para no caer en estos fallos mentales: “llenarse de necesidades absurdas”; “tener una mente de súper-exigencias”, “quejarse todo el tiempo”. Ármate con un buen manual de psicología cognitiva y aprende a ver la vida como lo que es: un lugar hermoso y de abundancia, prácticamente siempre.

La psicología cognitiva es la forma de terapia más eficaz que existe, demostrada con más de 2.000 estudios publicados en revistas científicas. Muchas veces, va asociada a la psicología conductual, otra escuela bien documentada y comprobada.

Deja un comentario