“Estamos cayendo. No sé qué hacer”. Marty Martínez es uno de los pasajeros que iba en el trágico vuelo de Southwest Airlines. Uno de los motores del avión explotó en el aire, reventó una de las ventanillas y una mujer murió al ser succionada. El miedo se apoderó de todos los que iban en el aparato y este director ejecutivo de una empresa de marketing digital decidió despedirse de los suyos con un directo en Facebook Live.

El vuelo que partió el martes desde Nueva York, con destino a Dallas, tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Filadelfia. Gracias a la pericia de la piloto Tammie Jo Shults, que supo mantener la calma, solo hubo que lamentar una víctima mortal y once heridos.

Cuando explotó el motor y la mujer quedó atrapada en la ventana reventada se vivieron momentos de caos a bordo. Volaban a 10.000 metros, sufrieron una despresurización de la cabina y bajaron todas las mascarillas de oxígeno. Las azafatas corrieron de un lado a otro intentando tapar el agujero y ayudar a la mujer. Según relataron algunos testigos, por el cambio de presión absorbió parte de su cuerpo hacia fuera. Falleció a consecuencia de graves heridas.

Viendo que perdían altura y que el vuelo 8013 podía acabar en un gran desastre, el silencio se apoderó de los pasajeros. En el Facebook Live de Marty Martínez se aprecia como lo único que se escuchaba era el ruido de los motores. “Algo está mal en nuestro avión. Parece que estamos cayendo”, escribió en un post en la red social.

“Literalmente compré el paquete de Wifi cuando el avión estaba cayendo porque quería poder llegar a las personas que amaba pensando que esos eran mis últimos momentos en la tierra”, relató en uno de los post que escribió una vez en tierra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.