Los coches que funcionan con pila de combustible (que es lo mismo que funcionar con hidrógeno) están acaparando las miradas de aquellas personas interesadas en las alternativas sostenibles en términos de movilidad. De hecho, esta innovación aparece como algo revolucionario, ya que el único residuo que se deriva de este sistema es el vapor de agua.

Las marcas de coches, convencidas de que esta forma de movilidad tiene futuro, ya han empezado a experimentar con el hidrógeno. Lo hemos visto recientemente, por ejemplo, con la presentación del SUV Hyundai Nexo, que funciona de forma 100% limpia gracias a la pila de combustible.

El autobús cuenta con varios sistemas de confort de la marcha, pensando en la comodidad de los pasajeros El autobús cuenta con varios sistemas de confort de la marcha, pensando en la comodidad de los pasajeros (Toyota)

Pero otra marca pionera es, precisamente, la japonesa Toyota, que ya se ha tirado de cabeza en el mundo del hidrógeno con el Mirai, un coche de cuatro plazas con carrocería sedán lanzado al mercado en 2015. Ahora, visto el éxito de esta nueva movilidad, el fabricante completa su oferta con un autobús que funciona con pila de combustible, el Sora, que la marca nipona ya ha puesto a la venta.

El nuevo autobús de Toyota quiere convertir las ciudades en lugares más habitables, ya que no emite ningún tipo de polución. Además, es silencioso, y es un vehículo con el que Toyota ha querido apostar por el confort de los pasajeros.

Los asientos que no se utilizan se pliegan automáticamente para dar espacio a otros bultos Los asientos que no se utilizan se pliegan automáticamente para dar espacio a otros bultos (Toyota)

Está equipado con asientos horizontales que cuentan con un mecanismo de pliegue automático, es decir, que se guardan automáticamente cuando no son utilizados para hacer espacio en el autobús para carritos de bebés, de compra, o sillas de ruedas, por ejemplo.

Además, se equipa con hasta ocho cámaras de alta definición situadas en el interior y exterior del vehículo, que son capaces, por ejemplo, de detectar peatones y ciclistas que están alrededor del autobús gracias a un sistema de apoyo al campo de visión. De este modo, cuando el autobús se detiene, el sistema avisa al conductor de las personas que se encuentran alrededor del vehículo con un seguido de notificaciones sonoras e imágenes.

También cuenta con una función de control de la aceleración, que elimina los acelerones bruscos y permite avanzar suavemente desde el arranque, proporcionando una mayor seguridad de los pasajeros que viajan de pie.

Toyota quiere poner 100 autobuses en marcha en Tokio para 2020 Toyota quiere poner 100 autobuses en marcha en Tokio para 2020 (Toyota)

Toyota ha recibido el permiso para incluir en el mercado este autobús que quiere marcar un antes y un después en términos de movilidad urbana. Con ello, espera introducir más de 100 autobuses de pila de combustible en el área metropolitana de Tokio para 2020, coincidiendo con los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de la capital japonesa.

El autobús de Toyota nace con la voluntad de dar servicio y contribuir a la mejora de la movilidad. La marca asegura que esto es posible al sistema de pila de combustible que han diseñado (el TFCS: Toyota Fuel Cell System), que es respetuoso con el medio ambiente, y que, además, Toyota asegura que puede servir como fuente de alimentación en caso de que ocurra cualquier catástrofe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.