El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha aplazado este jueves el debate de investidura de Jordi Sànchez, que estaba convocado para el viernes, 13 de abril, según informa la cámara catalana en un comunicado. Torrent ha tomado esta decisión después de que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, haya impedido a Sànchez la posibilidad de someterse al debate de investidura “a pesar de la resolución del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que obliga al Estado a garantizar sus derechos políticos”, añade la nota.

El presidente de la cámara también ha convocado una reunión extraordinaria de la Mesa para mañana a las diez y media de la mañana para dar respuesta a lo que considera una “vulneración de derechos del Tribunal Supremo”. Fuentes de la presidencia de la cámara explican que Torrent propondrá una querella contra el juez del Supremo por presunta prevaricación.

Torrent concluye que el juez del Supremo puede estar incurriendo en un delito de prevariación, con lo que así lo trasladará a la Mesa y el órgano votará si avala la vía propuesta por el presidente de la Cámara. Tanto JxCat como ERC ven con buenos ojos la propuesta y estos dos grupos tienen mayoría en la Mesa -dos miembros cada uno, por dos de Cs y uno del PSC-, así que el órgano rector de la Cámara dará su visto bueno.

El vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa (JxCat), ha recordado que su grupo ya propuso hacerlo la primera vez que Llarena impidió a Sànchez estar en el pleno, y considera que la propuesta “está más vigente que nunca”. El portavoz de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha celebrado la decisión de Torrent y ha asegurado que es una querella para defender al Parlament de las decisiones del Supremo y para defender a “todos los catalanes”. Los otros dos grupos que están en la Mesa, Cs y PSC, difícilmente defenderán la querella ya que siempre se han mostrado partidarios de respetar las decisiones que tomen los jueces.

Los letrados del Parlament son los encargados de llevar las cuestiones legales de la Cámara, como por ejemplo los recursos ante el Tribunal Constitucional, pero fuentes jurídicas explican que no necesariamente llevarán ellos esta querella.

Han argumentado que las querellas no son su “especialidad” y han recordado que existen precedentes en los que no han sido responsables de las acciones legales de la Cámara, como las relativas a las manifestaciones que rodearon el Parlament en junio de 2011.

Torrent propuso Sánchez como candidato el pasado sábado 7 de abril al comprobar que era el diputado en la cámara con más apoyos para poder ser investido y el lunes convocó el pleno y envió un escrito al magistrado del Supremo para que permitiera a Sànchez someterse a la investidura, algo que el magistrado no ha estimado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.