Tal y como adelantó este miércoles el vicepresidente del Parlament, Josep Costa (JxCat), en el caso de que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena deniegue a Jordi Sànchez la posibilidad de participar en el pleno de investidura de mañana y este no se pueda celebrar, los siguientes pasos no conducirán mecánicamente a la elección de otro candidato dentro de unos días, sino por jugar la carta de la internacionalización de lo que consideran una violación de los derechos humanos y políticos en Catalunya. El presidentel del Paralment, Roger Torrent, lo ha confirmado en declaraciones a la Cadena Ser, donde ha comentado que la respuesta del Parlament de Catalunya “seguro va a incorporar un elemento internacional de relación con órganos que deben defender la legalidad internacional”.

Lo ha dicho a la hora de contestar una pregunta directa sobre si había solicitado una reunión con el presidente del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra para tratar la situación catalana y el veto judicial a los candidatos a president propuestos por la cámara catalana, algo sobre los que el comité de Derechos Humanos de la ONU se pronunció a instancias de los independentistas después de que Llarena denegara por primera vez la presencia de Sànchez para su investidura.

La respuesta a Llarena “seguro que va a incorporar un elemento internacional de relación con los órganos que deben defender la relación internacional”

Aunque el hermetismo sobre los pasos a dar tras el probable no del magistrado es total, Torrent ha señalado que “lo que haremos si deciden no respetar la legalidad internacional y los derechos de los diputados es hacer una reflexión profunda sobre cuál es la actitud de respuesta del Parlament de Catalunya, una actitud que seguro que va a incorporar un elemento internacional de relación con los órganos que deben defender la relación internacional”.

Sin querer confirmar si ha pedido esa reunión en Ginebra, el presidente parlamentario se ha limitado a comentar que “tenemos trabajamos en muchos frentes” abiertos en pro de la causa independentista, y que “es verdad que tenemos relaciones internacionales porque nos parece la comunidad internacional, en este caso Naciones Unidas y la UE deben plantear también la defensa de estos derechos democráticos”.

Torrent ha evitado aclarar si ha solicitado una reunión con representantes de la ONU en Ginebra

Roger Torrent ha evitado aclarar si ha solicitado una reunión con representantes de la ONU en Ginebra, pero sí ha reconocido que, si el juez Llarena prohíbe la asistencia de Jordi Sánchez al pleno de mañana, la respuesta del Parlament de Catalunya “seguro va a incorporar un elemento internacional de relación con órganos que deben defender la legalidad internacional”.

Consciente de que la resolución de Llarena puede volver a ser negativa, ha advertido de que sería “inconcebible” que el magistrado “no hiciera caso a las resoluciones de la ONU y que no protegiera los derechos políticos”. Pero en ningún caso se ha querido pronunciar sobre la posibilidad de que el pleno se suspenda como consecuencia de un nuevo veto de Llarena: “No quiero hacer especulaciones de un hecho que no me parece normal”, por lo que “no entro a valorar una situación que no sea” el respeto a las medidas cautelares del Comité de Derechos Humanos de la ONU.

Ha descartado la posibilidad de presentar un candidato a la presidencia de la Generalitat alternativo, que no tenga causas judiciales en el horizonte, como pide el Gobierno

Y es que, igual que ayer Costa, el presidente del Parlament ha descartado la posibilidad de presentar un candidato a la presidencia de la Generalitat alternativo, que no tenga causas judiciales en el horizonte, como es el caso de Jordi Sánchez. Además de no compartir esta opción por considerar que el candidato actual mantiene todos los derechos activos como diputado, el dirigente ha insistido en que no está en su mano. “El presidente del Parlament no propone al candidato arbitrariamente, sino que plantea el candidato que puede tener una mayoría, el que propone la mayoría del Parlament, y este es Jordi Sánchez”, ha justificado. Por el contrario, ha acusado al Gobierno de Rajoy de estar buscando al candidato “que le parezca bien” y que sea favorable a sus intereses cuando habla de un candidato idóneo y exige que no tenga cuentas pendientes con la justicia.

Cuando se le ha cuestionado la dudosa efectividad que supone contar con un presidente en la cárcel, Torrent ha señalado por encima de todo la necesidad de que Sànchez “afronte el debate de investidura y pueda actuar como tal” y que en todo caso “estamos hablando de proceso político”, por lo que “debería presidir la política”. El dirigente ha insistido en que “es hora de la política, de hablar mucho” y de “resolver con política, no con el Código Penal, que no se puede aplicar a más de dos millones de personas”. Para Torrent, no se pueden plantear delitos cuando se plantea la posibilidad de decidir el futuro libremente porque “un referéndum nunca es un delito, y menos un delito de rebelión”

Además, Torrent ha desacreditado el argumento del Gobierno cuando reclama un presidente efectivo y libre de causas judiciales al señalar que el presidente de la Generalitat “no lo va a decidir un juez ni un despacho de un gobierno, sino los catalanes”. En este sentido, ha admitido que “por nuestra parte” no hay ningún canal abierto con el Ejecutivo central, aunque “siempre hemos dicho que estamos dispuestos a hablar”, ha incidido.

Para Torrent, no se pueden plantear delitos cuando se plantea la posibilidad de decidir el futuro libremente porque “un referéndum nunca es un delito, y menos un delito de rebelión”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.