El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha aplazado este jueves el debate de investidura de Jordi Sànchez, que estaba convocado para el viernes, 13 de abril, según informa la cámara catalana en un comunicado. Torrent ha tomado esta decisión después de que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, haya impedido a Sànchez la posibilidad de someterse al debate de investidura “a pesar de la resolución del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que obliga al Estado a garantizar sus derechos políticos”, añade la nota.

El presidente de la cámara también ha convocado una mesa extraordinaria para mañana a las diez y media de la mañana para dar respuesta a lo que considera una “vulneración de derechos del Tribunal Supremo”.

Torrent propuso Sánchez como candidato el pasado sábado 7 de abril al comprobar que era el diputado en la cámara con más apoyos para poder ser investido y el lunes convocó el pleno y envió un escrito al magistrado del Supremo para que permitiera a Sànchez someterse a la investidura, algo que el magistrado no ha estimado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.