Dos jóvenes que presenciaron la agresión por la que Rodrigo Lanza presuntamente acabó con la vida de Víctor Laínez han declarado en el Juzgado de Instrucción número 6 de Zaragoza que el joven actuó por una motivación ideológica.

Las dos testigos afirman que Lanza y Laínez se encararon en un momento dado, pero niegan haber visto un enfrentamiento a golpes entre ambos. También han añadido que en ningún momento vieron que Laínez portara una navaja.

Una de ellas detalló que Lanza increpó a Laínez para que éste saliera del establecimiento bajo gritos de “nazi” y “facha”. En el momento de la agresión, Laínez portaba unos tirantes con la bandera de España. Rodrigo Lanza es conocido por simpatizar con los ideales antifascistas, mientras que Laínez era militante de la Falange Española.

El informe forense podría indicar que Laínez fue agredido por sorpresa

El informe forense realizado a Lanza después de su detención indica que el detenido poseía marcas longitudinales bajo sus nudillos, lo que podría indicar que el joven portaba un instrumento metálico para golpear a Láinez. También añade que el detenido no presentaba más lesiones o marcas, lo que refuerza la tesis de los investigadores de que Laínez fuera agredido por sorpresa y con un instrumento contundente.

Lanza se encuentra en prisión tras su detención, que se produjo la madrugada del 8 de diciembre de 2017. Se le acusa de un delito de homicidio, motivada por otro supuesto delito previo de odio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.