Niki Terpstra se llevó la 102ª edición del Tour de Flandes después de saltar del grupo y, tras alcanzar al trío de escapados formado por Perdersen, Van Baarle, y Langeveld, marcharse en solitario hasta cruzar la meta cuando faltaban aún 17 kilómetros de duras rampas. Una exhibición del holandés en uno de los Monumentos, que hizo inútil el esfuerzo de los favoritos por detrás.

El último en probar la resistencia del ciclista del Quick-Step fue Peter Sagan, que se fue en solitario a por Terpstra a falta de 12 kilómetros. Pese a la presencia por detrás del triple campeón del mundo, el neerlandés aguantó el envite del eslovaco y le obligó a juntarse de nuevo con el reducido pelotón, que le recortó algunos segundos en los últimos metros aunque sin hacer peligrar la victoria del veterano ciclista de 33 años.

El último en probar la resistencia del ciclista del Quick-Step fue Peter Sagan, que se fue en solitario a por Terpstra a falta de 12 kilómetros

De este modo, el del Quick Step rompe una sequía de 31 años de triunfos de ciclistas holandeses en el Tour de Flandes, cuando en 1986 Adri van der Poel se llevó la victoria. Tras él, cruzaron la meta un agotado Mads Pedersen, segundo, que mantuvo a raya al grupo perseguidor por pocos segundos, y Philippe Gilbert, tercero, tras imponerse en un reducido sprint.

Es la segunda victoria del Terpstra en apenas una semana después de imponerse en la E3 Harelbeke 2018 disputada el pasado viernes. El holandés vive una segunda juventud, siendo el Tour de Flandes su mayor triunfo individual tras la consecución de la también clásica París-Roubaix en el año 2014. Sus otros logros fueron como componente del equipo de contrarreloj de los Países Bajos, con el que ha logrado tres oros mundiales además de una plata y un bronce.

Deja un comentario