El escrutinio de las elecciones presidenciales egipcias, que concluyeron este miércoles a las 22.00 hora local (20.00 GMT), tras tres jornadas repletas de entusiastas manifestaciones de patriotismo en las puertas de muchos colegios, ha dado comienzo con la participación como incógnita.

En el colegio Zamalek, situado en el barrio homónimo, poco antes de comenzar el recuento algunos vocales bromeaban sobre el poco apoyo que se espera que reciba el desconocido político Musa Mustafa Musa, el único oponente del presidente Abdul Fatah al Sisi, que aspira a repetir mandato tras cuatro años en el poder.

Todos dan por hecho la victoria de Al Sisi

Un cuarto de hora antes del cierre, que las autoridades decidieron prolongar 60 minutos por el mal tiempo y el aumento de electores ante las puertas de los centros, el juez que supervisa la votación y que rechaza identificarse, comenzó a organizar las mesas para proceder al recuento de los votos.

A las diez en punto, un Policía procedió a cerrar las puertas de la escuela tras consultar con el juez, que inmediatamente cortó los precintos de la única urna que estaba a su cargo, y virtió los votos sobre la mesa, donde seis vocales le ayudaba a triar las papeletas.

Recuento de votos en una colegio electoral de El Cairo Recuento de votos en una colegio electoral de El Cairo (Mohamed El-shahed / AFP)

Ante la mirada de tres observadores de la Unión Africana, que se abstienen de dar declaraciones, y en apenas media hora, el juez y los vocales concluyen el cómputo de votos. En cada papeleta las fotografías de ambos candidatos y también el símbolo que los identifica: Una estrella para Al Sisi y un avión para Musa.

Varios medios locales y extranjeros asisten a la selección y separación de papeletas: Las de apoyo a Al Sisi, las que dan su confianza a Musa y las nulas.

La participación, la gran incógnita

En total, 1.257 personas ejercieron el derecho a voto en el colegio Zamalek, donde solo podían votar electores hombres. Preguntado por Efe, el juez se niega a dar la cifra de votantes registrados así como facilitar el porcentaje de participación, la única incógnita por despejar, tras el resultado que arroja el volumen de los tres montones de papeletas.

1.158 votos a favor del candidato número uno (Al Sisi) y 32 a favor del candidato número dos (Musa), quien además, en este colegio, se ha visto sobrepasado por los votos nulos, que sumaron 67 papeletas. Es decir, Al Sisi se ha impuesto en este centro con el 97,3 por ciento de los sufragios válidos.

Tras concluir el cómputo, el juez rellena en apenas otros quince minutos la documentación necesaria que guarda en unas sacas que sella y deja listas para ser enviadas a la comisión suprema electoral.

Un egipcio vota durante la primera jornada de las elecciones presidenciales en un colegio electoral de El Cairo Un egipcio vota durante la primera jornada de las elecciones presidenciales en un colegio electoral de El Cairo (Khaled Elfiqi / EFE)

El 2 de abril, está previsto que el órgano electoral anuncie oficialmente los resultados. Sin embargo, se espera que los datos preliminares de los distintos centros electorales se vayan conociendo en las próximas horas y vayan dibujando una victoria aplastante del actual mandatario.

Con las llamadas al boicot de la oposición, que ha calificado el el proceso de “farsa”, la participación, que en las elecciones presidenciales en 2014 llegó al 47 %, se presume clave. En el colegio Zamalek, tras conocerse los resultados, la participación podría ser el único oponente del “rais”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.