En Quilmes, al sureste del Gran Buenos Aires, en Argentina, se vive un tenso momento, debido a la toma de rehenes en una juguetería.

El delito es cometido por un delincuente, que ingresó al negocio, ubicado en pleno centro de la ciudad, en el cruce de la calle peatonal Rivadavia con San Martín, cuando escapaba de la policía tras haber cometido un asalto a otro local.

En el lugar trabajan un fiscal y el Grupo Halcón, que buscan disuadir al delincuente y liberar a los rehenes, en un operativo que incluyó el cierre de seis manzanas a la redonda.

El delincuente dice llamarse Damián y tiene 20 años de edad.

Según versiones de comerciantes vecinos, el delincuente ha pedido la presencia de medios de comunicación y comida.

Más información, en breve

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.