“Te voy a matar, si no eres para mí no eres para nadie. Sacó una navaja y empezó a darme cortes en el cuello”. Así relata E., una joven de 23 años, el ataque que sufrió por parte de su expareja el día de Nochevieja.

Ella sólo pudo defenderse con un brazo, porque con el otro sostenía a su niño de dos años. Otro hijo menor más presenció la agresión. Ahora se encuentra en una casa de acogida, mientras su expareja ha ingresado en prisión por intento de homicidio y amenazas. Ocurrió en Pinos Puente (Granada).

La víctima y el agresor iniciaron una relación de pareja hace algo más de ocho años, cuando la mujer sólo contaba con 14 y a la que ella puso fin el pasado mes de octubre. Según su relato, no se trata de la primera agresión que sufre, aunque ninguna había llegado a ser tan agresiva como esta.

El detenido la siguió poco antes de las 23.30 horas del pasado 31 de diciembre cuando ella caminaba hacia su casa, en la que reside con los tres hijos de ambos.

La atacó y le propinó tres puñaladas en la nuca, la barbilla y la axila delante de dos de los menores. A ella le costó defenderse, porque temía que el bebé se cayera de su brazo. Consiguió refugiarse en casa y llamar al 112.

El agresor huyó y estuvo en busca y captura durante tres días, pero fue detenido en las inmediaciones de la vivienda de un familiar.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Granada, en funciones de guardia, dictó el miércoles su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza por intento de homicidio y por el delito de amenazas. La mujer ya ha recibido el alta médica.

016. Teléfono de atención a víctimas de violencia de género. Es gratuito y no deja rastro en la factura

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.