El artículo 31 del Reglamento General de Circulación establece que, en vías fuera de poblado con más de un carril en el mismo sentido, “se circulará normalmente por el situado más a la derecha, si bien podrá utilizar el resto de los de dicho sentido cuando las circunstancias del tráfico o de la vía lo aconsejen, a condición de que no entorpezca la marcha de otro vehículo que le siga”. Sin embargo, son muchos los automovilistas que hacen caso omiso a esta regulación y muestran claros síntomas de padecer el denominado “síndrome del carril izquierdo”.

Este mal hábito incrementa las retenciones, los frenazos y el riesgo de sufrir un accidente de tráfico. La “cura” para sanear una práctica tan poco aconsejable es muy sencilla: conducir por el derecho y utilizar el izquierdo solo para realizar adelantamientos. Además de mejorar la fluidez de circulación, se evitará recibir sanciones. La Dirección General de Tráfico (DGT) avisa que no circular por el carril de la derecha, cuando está despejado, puede conllevar una multa de hasta 200 euros.

En situaciones de retención, obviamente, se puede circular por todos los carriles En situaciones de retención, obviamente, se puede circular por todos los carriles (Vicenç Llurba)

Si bien es cierto que la ley no establece específicamente como infracción desplazarse por el izquierdo, sí que la tipifica como infracción grave cuando su práctica dificulta la fluidez del tráfico. En base al artículo 65.4 c) de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial se puede incluir en el marco del incumplimiento de “las disposiciones en materia de prioridad de paso, adelantamientos, cambios de dirección o sentido y marcha atrás, sentido de la circulación, utilización de carriles y arcenes y, en general, toda vulneración de las ordenaciones especiales de tráfico por razones de seguridad o fluidez de la circulación”.

En 2014, la DGT lanzó una campaña especial para concienciar sobre el “síndrome del carril izquierdo”, un hábito que llega a sacar de quicio a numerosos usuarios de la vía. “Se piensan que el carril derecho es solo para camiones. También el que va por el carril central, el cual, si yo voy correctamente por el derecho, tengo que moverme dos carriles para adelantarlo legalmente”, se quejaba Carlos Mahiques, en un comentario publicado en el canal de Facebook de la DGT. Y es que en autovías y autopistas es muy frecuente ver vehículos que van por el central, a pesar de que apenas circulan vehículos en el de la derecha.

Si queremos avanzar a un vehículo deberemos hacerlo por la izquierda. El Reglamento General de Circulación establece que “en todas las carreteras, como norma general, el adelantamiento debe efectuarse por la izquierda del vehículo que se pretenda adelantar”. Sin embargo, existen algunas excepciones, como cuando el conductor del vehículo al que se pretenda adelantar esté indicando claramente su propósito de cambiar de dirección a la izquierda o parar en ese lado. En situaciones de tráfico muy intenso o retenciones, es habitual que en determinados momentos los vehículos que circulan por la derecha lleven un ritmo algo superior al de los que circulan por resto de carriles.

En el caso de querer sobrepasar a un coche que circula por la izquierda y no dispongamos de un carril adecuado para hacerlo, deberemos esperar a que se aparte hacia la derecha de forma segura cuando las circunstancias del tráfico lo permitan. En ningún caso, se deberá reducir la distancia de seguridad con el objetivo de “presionar” al conductor precedente para que realice la maniobra, ya que estas situaciones son peligrosas y pueden provocar un accidente.

Retenciones de tráfico en los desplazamientos de Semana Santa Retenciones de tráfico en los desplazamientos de Semana Santa (Juan Carlos Hidalgo / EFE)

En los últimos días, ante la llegada de la Semana Santa, diversos medios de comunicación han publicado la noticia de que la Dirección general de Tráfico (DGT) podría poner el foco en los conductores que realizan alguna infracción al circular por el carril izquierdo. Sin embargo, fuentes consultadas por este diario aseguran que dicha línea de actuación no es una prioridad y que no existe ninguna orden ni instrucción para que los agentes lo controlen de forma específica. Así pues, podemos afirmar que la DGT tampoco tiene previsto, de momento, poner en marcha una campaña para cambiar este mal hábito al volante.

No hay que olvidar que Tráfico periódicamente va poniendo en marcha acciones especiales en las carreteras españolas con el objetivo de mejorar la seguridad vial. Sin ir más lejos del 12 al 18 de marzo incrementó la vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil. Y a mediados de enero (del 15 al 21 de enero), puso gran atención en el mantenimiento de los vehículos que circulan por nuestra red viaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.