Hoy en día podemos hospedarnos en cualquier rincón del mundo gracias al servicio que ofrecen los portales de alquiler de apartamentos. Desde Marruecos hasta Australia, en cada país hay miles de viviendas esperando ser, por unos días, nuestro hogar. Disponemos de todo tipo de alojamientos: desde modernos lofts, pasando por encantadores pisos situados en el centro de la ciudad hasta llegar a exclusivas casas de lujo.

No es de extrañar pues que la casa de Donald Trump esté a disposición de cualquiera que pueda pagarla, no es una broma, en numerosas plataformas de alquileres se puede solicitar la villa que el presidente tiene en la paradisíaca isla francesa de Saint Martin. Hasta hace poco aparecía en Airbnb, pero hace unos días que desapareció su anuncio, aún así, hay otras web en las que encontrar esta mansión.

Enmarcada en un entorno idílico con playas de arena blanca y clima tropical, está disponible a partir de 9.208€ el día. Conocida como Château des Palmiers, la casa puede alojar hasta 16 personas, cuenta con un total de 11 habitaciones ( nueve para los huéspedes y dos para el servicio) 12 baños completos y tres aseos.

El complejo está dividido en dos partes. La villa que da al océano cuenta con cinco dormitorios, entre los que destaca la presencia de una suite que ocupa dos plantas con dos balcones privados con acceso a la piscina y a la playa. Yen la otra parte, se encuentran cuatro dormitorios junto al jardín que rodea la casa.

Situada enfrente del mar Caribe, el lujo no está ausente en la morada de la familia Trump. Decorada con accesorios de oro y sillones ‘animal print’, la casa cuenta con un gran número de instalaciones más propias de un centro deportivo que no de una vivienda. El multimillonario hizo construir una piscina climatizada frente al mar, un, gimnasio, una cancha de tenis, un bar al aire libre, zona de billares, sala de jacuzzi y bañeras de hidromasaje y terrazas y porches en diversos puntos del exterior.

Pero el presidente pensó en todo, visionando su futuro, además de las terrazas con vistas a la playa Plum Bay, el Château des Palmiers cuenta un muro de dos metros y medio para mantener la privacidad, y como no podía ser de otra manera, una sala de prensa para atender a los medios.

Pero el alquiler de la mansión va más allá de las estancias y del maravilloso horizonte que se puede otear desde la casa. El afortunado que quiera dormir en la misma habitación que Trump, contará con un chef, y personal de seguridad para protegerlo, todo para sentirse como un rey.

La casa, que es una de las propiedades que controvertido presidente posee alrededor del mundo, varía su tarifa en función de la época del año. En el caso que quieras celebrar la llegada de un nuevo año, el precio para brindar con champán desde el “salón presidencial” casi se duplica.

Comprada en 2013 por 22,5 millones de euros según Business Insider , la casa se encuentra a la venta desde 2017. El portal Sotheby’s International Realty está buscando comprador por un precio de 14 millones de euros.

Como no está al alcance de todos poder pernoctar en esta maravillosa vivienda, Airbnb ofrece la posibilidad de dormir en el hogar en el que creció Donald Trump.en el barrio neoyorkino de Jamaica, a un precio mucho más asequible.

(Sotheby’s)

Deja un comentario