Es uno de los momentos más esperados de la Semana Santa de Sevilla: la Madrugá. También es uno de los actos más concurridos y para evitar posibles avalanchas el Ayuntamiento refuerza las medidas de seguridad durante la noche del Jueves al Viernes Santo.

El objetivo es evitar las estampidas del año pasado con más de 100 lesionados y heridos, 17 de los cuales requirieron ingreso hospitalario. A raíz de estos incidentes fueron arrestadas más de diez personas por presuntos delitos de desórdenes públicos o contra los sentimientos religiosos.

Recomendaciones básicas

Así que aquellos que quieren ver la Madrugá deben ser conscientes que escapar de las aglomeraciones es tarea más que difícil. Uno de los mejores sitios y más reclamados para no perderse las procesiones es hacerlo desde los balcones, si se tiene un conocido o se está dispuesto a pagar un alquiler.

Si no se tiene este privilegio desde la calle los entendidos aconsejan algunos lugares para seguir las principales procesiones. Así, aquellos que quieren ver la Esperanza de Triana se recomienda hacerlo por la zona de El Baratillo, en el barrio de El Arenal. Una buena opción para no perderse la procesión de la Macarena es por Sor Ángela de la Cruz y la de los Gitanos por la bajada de la plaza de la Encarnación, conocida como Las Setas.

Por otro lado, uno de los mejores sitios para presenciar la procesión del Gran Poder es a su salida. Asimismo, como norma general, se recomienda si es posible evitar las zonas de cruces y las horas de mayor afluencia de las procesiones que se alargan hasta el mediodía del Viernes Santo.

Deja un comentario